Casa Rosada

10 días de Sergio Massa como superministro de Economía: ¿por qué siguen trabadas las principales medidas?

La Casa Rosada habla de "estabilización" tras la corrida cambiaria. Pero siguen las dudas por algunas indefiniciones y medidas postergadas. Los anuncios que se vienen.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
Cristina Kirchner y Sergio Massa

Cristina Kirchner y Sergio Massa, juntos antes de ser ministro de Economía.¿Porqué se demoran medidas medidas económicas clave? Foto: Senado.

Pese a la tregua política, Alberto Fernández y Cristina Kirchner no volvieron a hablar. Sergio Massa mantiene serias dificultades para destrabar medidas urgentes reclamadas por distintos sectores agobiados por la crisis que estalló con el récord de inflación de los últimos 20 años y que pone a Argentina al borde de un proceso de híperinflación y con una profundización de protestas sociales en las calles.

El Gobierno no puede explicar por qué siguen trabadas las principales medidas y anuncios que hicieron tanto el presidente como su ministro de Economía.

1. Ajuste fiscal:

Massa avanza como superministro sin dar informes a la jefatura de gabinete. Manzur y el resto de los ministros dependen y deberán alinearse a las políticas de ajuste decididas por Economía que implican no modificar los gastos presupuestados en marzo antes de la disparada inflacionaria. De eso se habló en la primera reunión de Gabinete esta semana.

2. Segmentación de Tarifas:

Se demoró hasta la semana que viene la puesta en marcha del nuevo esquema tarifario y de segmentación de usuarios para determinar la quita de subsidios del Estado, uno de los pilares del gobierno para cumplir la promesa de ahorro fiscal en el acuerdo con el FMI.

En política energética, el eje esta semana fue la discusión sobre la construcción del gasoducto Néstor Kirchner que el Gobierno toma como la salvación para evitar que el año próximo se repita la crisis de divisas por la importación de energía y ampliar los ingresos por exportaciones.

3. Inflación: Precios y Salarios

CGT marcha (2).jpg

Pese a que el presidente dijo que le pidió a Massa convocar convocar urgente a una mesa de diálogo con empresarios y la CGT para "alinear los precios con los salarios", pasó una semana y aún no hay fecha confirmada de esta reunión.

Fuentes del Gobierno admitieron a A24.com que esperarán para concretar las negociaciones la movilización convocada por la CGT para el 17 de agosto, que estará destinada a protestar en contra de los empresarios que especulan con los aumentos de precios y apoyar medidas del gobierno para frenar la inflación.

Tampoco hay acuerdo entre el Gobierno y la CGT sobre cómo avanzar en la recomposición salarial. Sectores del gobierno quieren dar un aumento por decreto. La CGT pide que sea via paritarias.

Un alivio para Massa: reperfilamiento de la deuda y la sensación de "estabilización"

massa fmi.jpg

Massa pudo mostrar hasta ahora como único logro, cierto aire de estabilización del dólar a partir del apoyo que consiguió de parte de empresarios y del sector financiero nacional e internacional -carta de felicitación de la titular del FMI, Kristalina Georgieva mediante- al superar la prueba de reperfilamiento de la deuda pública tras la corrida cambiaria posterior a la renuncia de Martín Guzmán y de Silvina Batakis.

Desde la Casa Rosada, la portavoz Gabriela Cerruti, el jefe de Gabinete Juan Manzur y el propio Massa en redes sociales, salieron a festejar como un triunfo la adhesión de más del 85% al canje de bonos duales que el Ministerio de Economía fijó el 2023 como nuevos vencimientos de los pagos que vencían este mes.

Las trabas y la interna del gobierno siguen ante el silencio de Cristina Kirchner

alberto fernandez-sergio massa - axel kicillof.png

Un clima de cerrado hermetismo envuelve la nueva relación de fuerzas en el gobierno del Frente de Todos. Ni Alberto Fernández ni Sergio Massa hablaron en las dos últimas semanas directamente con Cristina Kirchner, según admitieron fuentes oficiales a A24.com.

Según versiones que circularon entre dirigentes del kirchnerismo, no habrían caído bien en Cristina y Máximo Kirchner, las declaraciones del superministro que hablan de ajuste fiscal mientras la crisis económica por la disparada de la inflación hacen estragos en la base social.

Según pudo saber este portal, Cristina delegó la discusión del rumbo económico y de las medidas que tomará el gobierno después de los últimos cambios de gabinete, en el gobernador bonaerense y su ex ministro de Economía, Axel Kicillof.

Tuvieron reuniones, se hablaron de muchos temas, entre ellos de tarifas. "Es algo que se venía trabajando desde hace mucho y desde la provincia tenemos una política clara de ayudar siempre al que más lo necesita. Nuestra postura nunca cambió y lo que vaya en esa dirección contará con nuestro trabajo, para llevarlo adelante de la mejor manera", dijeron a A24.com fuentes cercanas a Kicillof.

Miguel Angel Pesce - Banco Central.jpg

Mientras crecieron en los últimos días los rumores de pedido de renuncia del titular del Banco Central, Miguel Pesce, ante la imparable sangría de reservas. El BCRA tuvo que vender más de 1100 millones de dólares en la última semana.

Aunque lo anunció el primer día, Massa no pudo mostrar todavía un acuerdo con sectores agroexportadores para que cumplan el compromiso de declarar 5000 millones de dólares retenidos por exportaciones de soja que prometió Massa para los próximos 60 días, reforzar las reservas del BCRA.

En una reunión cuya sede no trascendió, Massa y sus funcionarios mantuvieron el viernes el primer diálogo cara a cara del Gobierno con representantes de la Mesa de Enlace, para "escuchar" los reclamos del campo que entre otros puntos pidieron que "los desafecten la parte impositiva" y dejar de lado la enroscada aplicación del dólar agro que habían anunciado Pesce y Batakis antes de renunciar. Desde economía patearon la respuesta para dentro de 10 días.

Del encuentro trascendió que se trató una primera reunión de intercambio y de trabajo, que contó con la participación del actual secretario de Agricultura, el renunciante ex ministro de Agricultura Julián Domínguez y el titular de la Aduana, Guillermo Michel. "Fuimos escuchados y hablamos de temas que no habíamos tratado, y pensamos en una reforma impositiva profunda", describió Chemes.

A todo esto, crecían las expectativas sobre quién será elegido como viceministro de Economía, luego del escándalo desatado por la designación inconclusa del economista crítico del kirchnerismo, Gabriel Rubinstein.

No se trata de un cargo menor, ya que el secretario de Planificación Económica es el encargado de diseñar las políticas macroeconómicas: política monetaria, fiscal, y sobre todo las impositivas.

Y también como dice un alto funcionario del kirchnerismo que mantiene su despacho en la Casa Rosada, que "dejen de escurrirse los dólares entre los dedos" por lo que Cristina llama el "festival de importaciones".

En ese punto, Massa viene cumpliendo el acuerdo con el kirchnerismo y entre las primeras medidas que anunció, junto al nuevo secretario de Comercio, Matías Tombolini, fue denunciar a empresarios que subfacturaron y fraguaron declaraciones juradas de importaciones.

A 10 días del nuevo superministro de Economía, el poder parece trabado en el mismo triángulo político de siempre: ¿hará falta una nueva reunión entre Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa para destrabar la gestión?

s