icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Las razones de Alberto para posponer el debate del aborto en el Congreso

Las razones de Alberto para posponer el debate del aborto en el Congreso
El Presidente y su apoyo al aborto (Foto: archivo).

El Gobierno sigue demorando el envío del proyecto de ley de legalización del aborto -que ya tiene redactado la secretaria Legal y Técnica de Presidencia, Vilma Ibarra- porque quiere evitar abrir más frentes de conflictos y espera definir “el momento más oportuno” para hacerlo, cuando baje la ola de contagios por la pandemia.

Así lo confirmó la ministra de Mujeres y Géneros, Elizabeth Gómez Alcorta, una de las principales funcionarias que impulsa la ley. “El proyecto está listo desde el mes de marzo, lo anunció el Presidente en campaña y lo ratificó en la apertura de las sesiones legislativas”, dijo a periodistas acreditados en Casa Rosada al término de la reunión de Gabinete este miércoles.

Gómez Alcorta, sin embargo, aclaró que no está descartado que sea enviado este mismo año al Parlamento, aunque evitó fijar una fecha: "No podemos saber cómo va a seguir la situación de la pandemia".

"Es una cuestión de salud pública y en estas condiciones de la pandemia se hace difícil suponer que podemos poner al Ministerio de Salud a discutir eso”, dicen en la Casa Rosada. La afirmación incluye una confesión: "Suponíamos que para esta altura íbamos a estar en mejores condiciones".

Algunos en la Rosada ya imaginan el gran debate: “No necesariamente debe ser en una sesión presencial del Congreso", dicen. Suponen que también podrían dar tratamiento en sesiones virtuales. Para esa discusión vislumbran al ministro de Salud, Ginés González García, como el estandarte o la cabeza que impulsará el debate y la defensa de la ley.

Con esa argumentación coincidieron fuentes cercanas al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y a la secretaria Legal y Técnica de Presidencia, Vilma Ibarra, una de las funcionarias más cercanas a Alberto Fernández, además de impulsora de la norma.

La grieta

Según pudo reconstruir A24.com, en el Gobierno esperan que al enviar el proyecto se vuelva a desatar una fuerte polémica en la sociedad como ya ocurrió durante todo el debate del tema en 2018.

También temen una profundización de la grieta en medio de la polémica con la oposición y la Corte Suprema de Justicia, que esta semana falló en contra del proyecto del Gobierno sobre el traslado de jueces que investigan a Cristina Kirchner.

Béliz, el Papa y la interna oficialista

El propio Presidente salió a confirmar este lunes en sus redes sociales la "convicción" del Gobierno para promover el proyecto de legalización del aborto ante los reclamos de parte de su bastión electoral, que está representado en buena parte del Gabinete.

Pero Alberto sabe que eso generará un nuevo frente de conflicto no solo con la parte de la sociedad católica antiabortista -que ya salió a las calles a protestar-, sino también con algunos aliados fundamentales.

Cerca de Cafiero desmienten las versiones de internas con otro sector liderado por el poderoso secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, que algunos reconocen como un jefe de Gabinete en las sombras.

El temor es que un debate de este tipo afecte las relaciones con el Vaticano. Una confrontación con la Iglesia en medio del inicio de las negociaciones con el FMI, evalúan en el Gobierno, tampoco sería de ayuda para cerrar los frentes abiertos que tiene el Presidente.

La estrategia: Ginés encabezará el debate

Fuentes de la Casa Rosada advierten que Alberto Fernández “va a cumplir la promesa de campaña que responde a una demanda social” y “a mandar la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) cuando considere que estén dadas las condiciones para poder dar el debate".

“Al principio de la cuarentena, el Congreso estuvo sin funcionar; después tuvo una agenda limitada. Y además, necesitamos que el Ministerio de Salud sea cabeza de este debate”, explican fuentes cercanas a Vilma Ibarra.

“Se va a mandar. Es una de las promesas y objetivos de la gestión de Alberto Fernández. Pero aún no está definido cuándo”, dicen en Jefatura de Gabinete.

El proyecto está redactado, y desde un principio, fueron dos los objetivos de Alberto al elegir a Ginés González García como ministro de Salud:

  • 1. Que el veterano sanitarista, reconocido por distintos sectores, llegue a reconstruir el Ministerio de Salud que había eliminado el gobierno de Mauricio Macri y transformado en simple Secretaría.
  • 2. Que Ginés sea el principal impulsor y defensor de la legalización del aborto, como respuesta a una demanda y un derecho social.

Ganar tiempo

Mientras mide los momentos, la Casa Rosada se conforma con instalar el debate en defensa del aborto en casos de violencia y abuso sexual contra niñas y adolescentes.

El ministerio de Desarrollo Social difundió esta semana un paper para impulsar el debate a partir de la ley vigente que protege a las niñas, niños y adolescentes contra la violencia sexual y habilita al aborto legal en casos de abuso, “sin necesidad de denuncia judicial”.

"En estos casos, la interrupción del embarazo es legal y es obligación del Estado garantizar su acceso en condiciones seguras a quien lo solicite, sin necesidad de denuncia policial y/o autorización judicial", dice el documento.

por Stella Gárnica
En esta nota:
SUBIR

NWS

Ovación

Show