Cambios

En el reparto de nuevos ministros, solo uno de los funcionarios que presentó la renuncia dejó su cargo

Cristina fue la gran ganadora en el reparto de cargos. Después de días de tensión, Alberto cedió.
Cristina Kirchner fue la gran ganadora en el reparto de cargos.

Cristina Kirchner fue la gran ganadora en el reparto de cargos.

La vicepresidenta Cristina Kirchner resultó ser la gran ganadora del reparto de cargos en el nuevo gabinete nacional, tras una semana de extrema tensión provocada por el resultado de las PASO. Al final, se fue sólo uno de los funcionarios kirchneristas que había presentado su renuncia.

En efecto, el único cercano a Cristina Kirchner que dejó su cargo fue Roberto Salvarezza, en Ciencia y Tecnología, que fue uno de los que presentó su carta de salida junto a Eduardo "Wado" De Pedro y otra docena de funcionarios que aún permanecen en el Gobierno.

Salvarezza dejará finalmente su cargo y será reemplazado por Daniel Filmus, que también fue ministro de Cristina Kirchner durante su gestión como presidenta..

El enfrentamiento entre Alberto y Cristina

El ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, puso su renuncia a disposición del Presidente -a la que luego se sumaron otras- para presionar los cambios en el equipo ministerial.

Esa jugada, de la que Alberto Fernández no estaba enterado, se dio después de una charla cara a cara con el jefe de Estado el martes por la noche, en la que habían acordado cambios, pero no se habían puesto de acuerdo en la velocidad que esas modificaciones debían tener. Para la Vicepresidenta, las salidas de algunos funcionarios debían ser inmediatas.

En ese marco, este jueves Cristina Kirchner publicó una carta en la que castigó al Presidente y reveló que ella propuso al gobernador de Tucumán, Juan Manzur, para el cargo de jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el principal blanco de sus críticas.

La victoria de Cristina

Manzur fue finalmente confirmado como flamante ministro coordinador y la vicepresidenta logró que Fernández desplazara a Cafiero, un hombre de su extrema confianza, aunque no salió del Gabinete completamente y ahora será canciller en lugar de Felipe Solá, otro de los funcionarios que no convencían a la titular del Senado.

Otra victoria de Cristina Kirchner fue la ratificación en el cargo de De Pedro, quien comenzó la catarata de renuncias, pese a que en el entorno del Presidente aseguraron que su salida del Gabinete era "un hecho". De Pedro conservará su despacho en la Casa Rosada como ministro del Interior, pese a que el vínculo con Fernández haya quedado roto tras la semana de alta tensión.

Además, la gestión de Sabina Frederic en Seguridad era otro de los puntos criticados por el kirchnerismo que finalmente el Presidente cedió. De hecho, el ministro de Seguridad bonaerense y fiel dirigente kirchnerista, Sergio Berni, mantenía una abierta pelea con la ahora ex ministra nacional, reemplazada por Aníbal Fernández.

Se habló de
s