Casa Rosada

Guzmán espera cerrar el acuerdo con el FMI a fines de febrero

Admiten que no darían los tiempos para tratarlo en Extraordinarias y que la Carta de Intención ingresaría por Diputados recién después del 1° de marzo, en Ordinarias.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
Ministro de Economía

Ministro de Economía, Martín Guzmán y la titular del FMI, Krislatina Georgieva. ¿Llegará el acuerdo antes del próximo vencimiento de marzo para evitar un nuevo default? Foto: Archivo

El ministro de Economía, Martín Guzmán, y el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos, continúan negociando el acuerdo de Facilidades Extendidas para la reestructuración de la deuda por 44.000 millones de dólares con el organismo internacional y esperan anunciarlo antes de fines de febrero, pero recién podría tener tratamiento en el Congreso argentino después del 1° de marzo, en sesiones ordinarias.

De esta manera, pese a la dura interna desatada en la coalición oficialista tras la renuncia de Máximo Kirchner a la jefatura del bloque de Diputados del Frente de Todos, el gobierno de Alberto Fernández sigue con las conversaciones para arribar a un acuerdo con el Fondo.

Según confirmó el propio Presidente, espera recibir el apoyo de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y de la mayoría del bloque de legisladores del Frente de Todos, ante las especulaciones por las diferencias marcadas por el ahora ex jefe del bloque kirchnerista respecto a las negociaciones que lleva adelante Guzmán.

Según adelantaron fuentes del Gobierno a A24.com, Guzmán espera firmar la Carta de Intención con el staff técnico del FMI a fines de febrero, pero no alcanzarían los tiempos para que el board del FMI apruebe definitivamente el acuerdo antes de que terminen las sesiones extraordinarias este mes.

En ese marco, fuentes cercanas a las negociaciones admiten la posibilidad de que finalmente sea ingresedo al Congreso a través de la Cámara de Diputados en los primeros días de marzo, cuando empiecen las sesiones ordinarias.

Justamente, el objetivo de Guzmán es lograr el acuerdo antes de que operen los vencimientos de pagos con el FMI previstos para marzo por casi 3000 millones de dólares.

Sin embargo, fuentes parlamentarias del oficialismo no descartaron a A24.com que de arribar a un acuerdo en las próximas dos semanas, antes de que culmine febrero.

De concretarse esa instancia, el presidente Alberto Fernández enviará una adenda al Congreso ampliando el temario de las sesiones exraordinarias para sumar la Carta de Intención al tratamiento de los 18 proyectos ya enviados por el Ejecutivo sobre otros temas.

En ese caso, el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, giraría la Carta de Intención a los jefes de bloque del oficialismo y de la oposición para que empiecen a analizarlo antes de acordar tratarlo en comisiones, para posteriormente, debatirlo en el recinto de la Cámara Baja.

El clima de tensión en el Frente de Todos pone en dudas la sanción del acuerdo

El propio presidente Alberto Fernández tuvo que salir a desmentir una ruptura de la coalición de Gobierno con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y su hijo Máximo, en medio de la gira internacional que lo llevó a Rusia, China y Barbados.

Dejó en claro que habló con Cristina y que confía en el apoyo matoritario del bloque del FdT. Cerca de Alberto señalan que la renuncia del jefe de bloque de Diputados no debería afectar la aprobación del acuerdo que el Presidente y Guzmán están decididos a firmar con el FMI.

En la Casa Rosada ubican a Massa -quien definió junto a Alberto Fernández a Germán Martínez como el reemplazante de Máximo Kirchner- en el rol de mediador para "buscar el diálogo y consensos con la oposición" para intentar aprobar los proyectos del Ejecutivo.

Las posibles bajas o abstenciones de votos oficialistas que sigan la postura de Máximo Kirchner, en disidencia con las negociaciones, pone al Gobierno en la disyuntiva de negociar con la oposición, para garantizarse la sanción del acuerdo como indica la ley.

s