Medio Oriente

Biden llamó a Netanyahu en busca de un cese de la violencia

El presidente de EE.UU. busca frenar los ataques para lograr una tregua con Hamas, sin dejar de lado su apoyo a Israel sobre el derecho a defenderse.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
En el 9 día de ataques entre Israel y Hamas

En el 9 día de ataques entre Israel y Hamas, Joe Biden intenta una negociación para una tregua (Foto: AP).

Joe Biden inició una compleja negociación con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para lograr que la violencia cese en su escalada. Los ataques entre Israel y Hamas entraron ya en su noveno día consecutivo, cada vez con mayor intensidad.

La primera conversación directa tuvo lugar el sábado, luego del ataque con misiles a un edificio en Gaza que se desplomó íntegramente. Allí funcionaba la sede informativa de Associated Press (AP) y de la cadena Al Jazeera. Pero el gobierno Israelí señaló que Hamas usaba la presencia de los periodistas para ocultar arsenales y tener refugio para sus líderes en otras plantas del edificio. Un aviso telefónico les dio una hora a los periodistas para desalojar el lugar. Luego, los misiles lo redujeron a escombros.

biden hablo con netanyahu.JPG
Joe Biden, presionado internacionalmente y por el ala progresista de los demócratas, embarcado en una mediación por Medio Oriente (Foto: AP)

Joe Biden, presionado internacionalmente y por el ala progresista de los demócratas, embarcado en una mediación por Medio Oriente (Foto: AP)

Sin pruebas hasta el momento

El hecho puso al presidente Biden en una posición incómoda. Su declaración inicial sobre el derecho de Israel a defenderse - que no incluyó límite alguno en ese mensaje - quedó descolocada por los hechos del fin de semana. Hasta los demócratas más progresistas juzgaron apresurada la definición y criticaron al presidente.

Este lunes, el secretario de estado norteamericano, Antony Blinken, dijo que pidió a Israel pruebas concretas sobre la presencia de Hamas en el edificio que servía como sede para AP en Gaza. Hasta el momento, no recibió nada.

Una llamada personal, pero muy "estudiada"

Biden se decidió a hablar directamente con el premier israelí ante un conflicto que ya lleva 9 días y amenaza con expandirse en la región. Algo demasiado peligroso. El diario New York Times publica en su edición de este martes que el presidente fue "coucheado" antes de hablar con el jefe del gobierno israelí. Le marcaron con precisión diplomática qué palabras usar en el diálogo telefónico. Sin apartarse del tradicional apoyo de EE.UU. a Israel -Hamas es considerada una organización terrorista-, debía transmitir un claro mensaje para poner fin a las hostilidades y ataques que van en aumento desde Israel sobre la franja.

Pero ese primer intento no dio el resultado esperado. Desde el otro lado de la línea, Netanyahu dejó en claro que Israel no tiene apuro en detener sus ataques aéreos y que las acciones militares continuarán hasta que el grupo Hamas "pague un precio por sus ataques".

Ante la presión internacional contra las represalias israelíes, Biden está en una posición incómoda que no imaginó como uno de los temas principales de su agenda en sus segundos 100 días de gobierno.

Es por eso que la vocera presidencial, Jen Psaki, también se vio obligada a elegir cada palabra ante una pregunta sobre por qué EE.UU. no pedía abiertamente un cese del fuego.

https://twitter.com/kaitlancollins/status/1394326464837861382

Psaki respondió: "Nuestro enfoque es a través de una diplomacia silenciosa e intensiva, y ahí es donde sentimos que podemos ser más efectivos".

netanyahu siguen los ataques.JPG
Benjamín Netanyahu le dijo a Biden que los ataques van a continuar (Foto: AP)

Benjamín Netanyahu le dijo a Biden que los ataques van a continuar (Foto: AP)

Una acción más comprometida y efectiva

De nuevo, el secretario Blinken se vio forzado a hacer otra declaración más consistente: "Asumiremos de inmediato el trabajo vital para hacer real la visión sobre el derecho de coexistir pacíficamente Israel y el estado palestino".

El frente interno de Biden está divido en este conflicto. La mitad de los senadores demócratas le pide ya a Biden que logre un efectivo "alto el fuego". Los representantes (diputados) demócratas judíos exigen todavía más.

"Estados unidos no puede simplemente esperar a que la situación mejore", dijeron en una declaración conjunta.

Al entrar en el noveno día de conflictos, 200 palestinos murieron y hay más de 1.200 heridos en Gaza, luego de 760 oleadas de ataques israelíes. Del otro lado, Hamas lanzó ya 3.000 cohetes que mataron a 10 israelíes e hirieron a otras 300 personas.

Se habló de