Pandemia y vacunas

Por qué Italia y Estados Unidos comienzan a mostrar los primeros resultados positivos de la vacunación

Las eficacia de las vacunas ha resultado fundamental para controlar y disminuir la pandemia. La OMS espera que desaparezca o quede estacional como la influenza.
por Roberto Adrián Maidana |
Gondoleros en Venecia

Gondoleros en Venecia, esperan a los turistas en masa gracias al éxito de las vacunas (Foto: AP).

Jill Biden

Jill Biden, la primera dama norteamericana, recorre un centro de vacunación (Foto: AP).

Los Estados Unidos e Italia son dos de varios países desarrollados que miran el futuro cercano con optimismo. En EE.UU. registran un promedio de 30.000 contagios por día por la pandemia. Una cifra alta, pero que ha bajado hasta los niveles que se tenían en junio de 2020. Y el nivel de muertos diarios es el más bajo desde el verano del año pasado.

El impacto que supuso el cambio de la administración en la Casa Blanca fue determinante. Joe Biden tomó como un compromiso nacional vacunar masivamente hasta llegar a la inmunidad de rebaño. Si es posible, para celebrarlo el próximo 4 de julio, aniversario de la independencia norteamericana.

El 50% de la población de ese país ya recibió al menos una dosis. Y el ritmo de vacunación -que ha disminuido- está en el orden del 2% por semana. Esto quiere decir que para el 4 de julio llegarán en torno al 62% o más, muy cerca del 70% considerado el piso para la inmunidad colectiva

Un exdirector de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) estima que para junio el nivel de contagios estará apenas en 1 cada 100.000 habitantes (ahora está en 8/100.000). Y otro dato alentador: el índice de positividad en los testeos ya es menor al 3%, otro de los elementos para juzgar como correctaAdministración de Medicamentos y Alimentos la lucha contra la pandemia.

primera dama de EE.UU..JPG
Jill Biden, la primera dama de Estados Unidos, recorre un centro de vacunación (Foto: AP)

Jill Biden, la primera dama de Estados Unidos, recorre un centro de vacunación (Foto: AP)

Italia, epicentro en 2020, hacia la normalidad

Desde este lunes 24 de mayo, la totalidad de las regiones italianas pasan a ser "zonas amarillas", es decir de bajo riesgo. Algo que Italia esperaba desde el verano pasado. El sistema de "semáforos", aperturas y cierres localizados nunca permitió a la península gozar de una nueva etapa como la que se inicia este lunes.

Italia va en la misma saga que el Reino Unido. Si los indicadores continúan evolucionando, el 21 de junio todo el país será "zona blanca". Es decir, podrán prescindir del barbijo y utilizarlo solo en lugares cerrados o con aglomeración de personas.

El presidente del Instituto Superior de Salud y portavoz del Comité técnico que asesora al Gobierno, Silvio Brusaferro, dijo que "siete regiones están por debajo de 50 casos por cada 100 mil habitantes". un nivel muy bajo.

También, el índice de contagio (Rt) está por debajo de 1 en toda Italia. Esto significa que la pandemia está en remisión. Y sólo el 19% de las camas de terapia intensiva están ocupadas a nivel nacional.

Esto representará, entre otras cosas, que al igual que España, Italia se prepara para recibir a los turistas, una de sus principales fuentes de ingresos y sustento para el PBI. Italia, por supuesto, también se sumará al uso del "pasaporte verde" o la app que permitirá demostrar a los turistas que no traen desde sus países el riesgo de nuevas olas de contagios.

De nuevo, el poder de las vacunas es lo más importante. Italia tiene una cifre baja aún de dos vacunas: el 18%. Pero ya alcanzó casi el 40% de sus habitantes con al menos una dosis. Y el primer ministro Mario Draghi sostiene que durante el verano también llegarán al 70% de vacunados.

Reino Unido: el Covid, como una gripe

"Si las vacunas continúan reduciendo el nivel de personas hospitalizadas, podremos declarar oficialmente que la pandemia ha terminado". Esta auspiciosa definición pertenece al profesor, Andy Pollard. Nada menos que uno de los científicos de la Universidad de Oxford que trabajó en el desarrollo de la vacuna del laboratorio AstraZeneca.

Según él, si la actual generación de vacunas detiene las internaciones y "deja al COVID-19 como una infección menor, así como la gripe, entonces la pandemia habrá acabado".

Gran Bretaña, según el registro diario de "Our World in Data", está ya en el 60% de personas vacunadas con una dosis. Desde el 17 de mayo, el premier Boris Johnson determinó pasar a fase 3, la etapa anterior a la normalidad. Eso llegará, si no hay inconvenientes, el próximo 21 de junio.

China, 15 millones de vacunados por día

El lunes pasado llegó al récord de aplicar esa gigantesca cantidad de dosis en solo 24 horas. El gobierno chino decidió intensificar la campaña de vacunación ante la aparición de pequeños rebrotes en dos regiones del país. Esperan, a ese ritmo, tener vacunados a 1.000 millones de habitantes. De nuevo, alcanzar por lo menos al 71% de su población.

Claro que los datos de China, desde cómo comenzó la pandemia, siempre están sujetos a sospechas.

Pero una cosa ya tiene la contundencia de la evidencia científica. Los países que más han vacunado son los que más cerca están de "volver al pasado", es decir, al tiempo de la normalidad previa a la pandemia.