Sudamérica

Una militar venezolana pidió "sacar a Nicolás Maduro" mientras buscaba comida entre la basura

Fue grabada por un persona desde su auto. La uniformada se quejó a viva voz por la situación de pobreza que avanza en ese país.
Una miliciana bolivariana revisa la basura y pide la destitución de Maduro (Foto: Captura de Pantalla)

Una miliciana bolivariana revisa la basura y pide la destitución de Maduro (Foto: Captura de Pantalla)

"¡El desgraciado no nos paga! ¡Hay que sacar a Maduro!" La imagen de una uniformada bolivariana, revisando en la basura mientras vociferaba contra Nicolás Maduro se transformó en viral. La captó con su celular un automovilista al paso.

La mujer en uniforme se quejaba del atraso en los pagos que está repitiendo el gobierno bolivariano, pese a que por su vestimenta era claro entender que forma parte de los componentes especiales de las Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela (FANB).

Cuando se acercó a la persona que la grababa, la miliciana chavista le dijo: "Yo voy a hablar. Presto servicio por una cajita que me dan mensual, más nada". Luego, afirmó que Nicolás Maduro debe dejar el poder.

El descontento avanza

La escena no hace más que reflejar lo que está sucediendo en Venezuela. En el último tiempo, la situación económica y social ha empeorado. Especialmente por la pandemia y la falta de vacunas en ese país. Hasta el momento, apenas el 3,8% de la población ha recibido la vacunación completa.

Muchas personas, ante la falta de trabajos aceptables por la poca remuneración que reciben, se volcaron a las milicias bolivarianas.

Pero la dramática situación humanitaria que vive Venezuela ya ha llagado a los sectores afines al gobierno, que vivían una situación mejor a la del resto de la población. El hecho de pertenecer, por ejemplo, a las milicias o al ejército bolivariano ya no es garantía de recibir en tiempo y forma el salario mensual. Menos todavía que alcance a cubrir todas las necesidades.

Sobre una población de 28 millones de personas, 4 millones integran las milicias populares. La economía bolivariana ya no puede producir los ingresos necesarios para su manutención. Pese a estar sobre un "mar de petróleo", los embargos y la mala gestión del gobierno bolivariano provocaron algo impensable: la escasez de combustible. El mejor resumen de esta crisis es la que captó la cámara del celular de ese automovilista.

Una salida democrática para Venezuela

La llegada al poder de Pedro Castillo cambió la ecuación dentro del "Grupo de Lima". El flamante canciller peruano, Héctor Béjar, condenó los embargos y sanciones contra Venezuela. Pero al mismo tiempo pidió una "solución democrática para ese país". Se lo dijo personalmente al canciller bolivariano a poco de asumir. Un pedido más para iniciar las negociaciones con la oposición que lidera Juan Guaidó.

nicolás maduro.jpg
El régimen de Maduro, asediado por la crisis humanitaria, la falta de vacunas y los reclamos en aumento de los militares (Foto: AP)

El régimen de Maduro, asediado por la crisis humanitaria, la falta de vacunas y los reclamos en aumento de los militares (Foto: AP)

Caída en las remesas a Venezuela

La pandemia agravó sobremanera la crisis económica del país. Por ejemplo, las remesas que envían los venezolanos que viven en el exterior a sus familiares cayeron dramáticamente. En los últimos 12 meses, la baja es de un 56%. La menor cantidad de dinero -dólares- que reciben de sus familiares en el exterior representó una caída del 67,5% en sus ingresos. El trabajo en Venezuela no es suficiente para garantizar el sustento necesario para una familia. Por eso, otra crisis sigue avanzando: la emigración calificada.

Fuga de cerebros

Cálculos no oficiales estiman que casi 100.000 científicos y profesionales abandonaron el país en los últimos años. Así, Venezuela perdió gran parte de su capital humano. La Universidad de Caracas, por ejemplo, fue un refugio para los científicos perseguidos por las dictaduras latinoamericanas. Un docente universitario pertenecía a un nivel privilegiado en la escala profesional. Pero con la llegada de Hugo Chávez, todo cambió. El régimen bolivariano nunca simpatizó con los universitarios. Con Nicolás Maduro, inclusive empeoró. Por eso este éxodo de personas calificadas que no se detiene.

A esto se suma el creciente malestar en sectores cada vez más numerosos de los militares.

Embed
Embed

Se habló de
s