Patagonia

Alberto Fernández llamó a Arabela Carreras para dialogar sobre el conflicto mapuche en Río Negro

Tras el envío de tropas de Gendarmería Nacional, los dirigentes tuvieron una "amable conversación" en la que ratificaron la necesidad de "trabajo en conjunto".
Alberto Fernández llamó a Arabela Carreras para dialogar sobre el conflicto mapuche en Río Negro.

Alberto Fernández llamó a Arabela Carreras para dialogar sobre el conflicto mapuche en Río Negro.

Según informó el gobierno de Río Negro, pasadas las 14 de este sábado "el mandatario nacional se comunicó con la gobernadora" y "en una amable conversación, dialogaron sobre los distintos análisis de la realidad actual en la región y coincidieron en la necesidad y real posibilidad de trabajo en conjunto entre la Provincia y la Nación".

“El Presidente Fernández condenó los hechos de violencia y me expresó su voluntad de colaborar para resolución de estos conflictos”, señaló la Gobernadora Carreras.

Por su parte, Carreras agradeció el envío de tropas de Gendarmería Nacional a la región y destacó "el apoyo que se le está brindando a la Fiscal General para la investigación de los ataques perpetrados en El Bolsón y San Carlos de Bariloche".

"Fernández y Carreras destacaron el buen diálogo que siempre ha caracterizado al Gobierno que él encabeza para con la Provincia de Río Negro, al tiempo que ratificaron la voluntad de seguir trabajando en conjunto. Durante la charla telefónica, tanto el Presidente como la Gobernadora expusieron sus puntos de vista sobre cómo encarar el tema en busca de una resolución", concluye el comunicado.

La acusación de Arabela Carreras

La gobernadora de la provincia de Río Negro, Arabela Carreras, volvió a reclamar este sábado por un "Estado nacional presente" en el marco del conflicto mapuche en su territorio, e insistió en que los ataques registrados en el distrito “exceden a los límites jurisdiccionales” y constituyen "delitos federales", en oposición a la visión expresada por el presidente Alberto Fernández.

Al preguntarle si existe “complicidad” entre el Ejecutivo y los grupos conflictivos, aseveró: "Sí, del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) hay complicidad e instigación porque buscan objetivos políticos. Hay un sostenimiento económico de estos grupos, traslado de personas y sostenimiento en cuanto a la defensa. Cada presencia que tenemos en puntos conflictivos viene seguido de actos de violencia y no se distingue lo que es una reivindicación de actos de violencia".

s