Casa Rosada

Alberto Fernández y el cumpleaños de Fabiola: ¿Anécdota menor o crisis institucional?

El Gobierno diseña la estrategia para sacar a Alberto Fernández de la encrucijada política y judicial por el escándalo del cumpleaños de Fabiola Yañez en plena cuarentena.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
Alberto Fernández pidió perdón por la fiesta de cumpleaños de Fabiola Yañez en plena pandemia

Alberto Fernández pidió perdón por la fiesta de cumpleaños de Fabiola Yañez en plena pandemia, mientras la oposición impulsa denuncias y juicio político por violar la cuarentena en 2020. (Foto: Presidencia)

El clima sigue caldeado en la Casa Rosada por el escándalo de la fiesta de cumpleaños de Fabiola Yañez en Olivos. En el círculo más íntimo del presidente Alberto Fernández buscan una estrategia para sacar al jefe de Estado de la peor encrucijada que le toca afrontar desde que asumió en el poder el 10 de diciembre de 2019, mientras recibe críticas no ya solo de la oposición, sino desde los principales socios del kirchnerismo.

Por eso, pese a las duras críticas desde el cristinismo, el viernes pusieron en marcha el operativo "todos a bancar a Alberto".

Tras discutir con Cristina y La Cámpora sobre cómo salir del embrollo, eligieron como voceros al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, pasando por el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, el secretario de Relaciones Parlamentarias, Fernando "Chino" Navarro y el todo terreno Aníbal Fernández.

El primer ensayo fue estilo machirulo, con un mensaje subliminal de Aníbal Fernández echándole la culpa a Fabiola Yañez para despegar al Presidente de la organización del polémico evento.

Recién después de varias horas de incertidumbre, el Presidente salió a "dar la cara" y pidió disculpas por no haber evitado que se festeje el cumpleaños de la primera dama.

Pero en línea con lo que había anticipado Aníbal Fernández, se despegó de la organización de la fiesta del 14 de julio de 2020 al atribuir las invitaciones a su pareja Fabiola Yañez, cuando todos los argentinos estaban confinados en sus casas por la pandemia.

Así surgieron las primeras reacciones de la Casa Rosada luego de horas de un hermético silencio que terminaron con un cerrado aplauso de funcionarios y dirigentes de La Cámpora como Wado De Pedro, aplaudiendo en un acto el viernes en Olavarría, después de que el presidente pidiera públicamente perdón.

Ahora, la estrategia de campaña es salir a acusar de "oportunista" y profundizar la polarización y la grieta con la oposición contrastando modelos económicos.

Con esas dos estrategias, el Gobierno espera transformar la crisis política derivada de la foto del escándalo, en una simple anécdota.

¿Crisis institucional o anécdota por la foto del cumpleaños de Fabiola?

Desde la Casa Rosada acusan a la oposición de pretender generar un golpe institucional, pero ¿qué pasaría en otros países, si se descubriera a un Presidente o Primer ministro violando sus propias leyes?

El presidente incumplió su propio DNU. Ahora el discurso ensayado por Alberto, Cafiero y otros ministros será el que saldrán a repetir los candidatos.

"Fue un error”, atribuible a la primera dama, mientras Alberto trabajaba sin cesar en Olivos recibiendo personalidades importantes, en busca de una salida a la pandemia y fue sorprendido por las visitas de su pareja, a quien hasta último momento buscaron proteger con el silencio de radio.

Pero el error del presidente fue mentir. Antes de admitir y lamentar no haber tenido más cuidado, Fernández dijo que no hubo reuniones sociales pero con la foto quedó en evidencia que mientras a la sociedad y a los jóvenes los llevaban detenidos por participar de fiestas clandestinas, él hacía lo mismo en Olivos. ¿Cómo se sale de eso en plena campaña electoral?

El debate ahora es si una foto de un evento social en plena pandemia, puede derivar en un problema político institucional de difícil solución, o queda, como esperan en Casa Rosada, en una mera anécdota de campaña electoral.

Cerca de Alberto Fernández se muestran confiados en que no prosperará en el Congreso el pedido de juicio político contra el Presidente porque el bloque de diputados de Juntos por el Cambio no alcanzaría el quórum.

Pero más allá de que las denuncias contra el Presidente prosperen, desde la Casa Rosada admiten preocupación porque "va a ser difícil que la sociedad le vuelva a creer algo".

La bronca entre la Rosada y La Cámpora

El escándalo llevó a un fuerte debate interno entre los funcionarios más cercanos a Alberto Fernández y el kirchnerismo puro que rodea a la vicepresidenta, Cristina Kirchner, quien ya venía despotricando críticas sutiles contra el albertismo en la campaña.

Eso se vio reflejado primero en un tuit de La Cámpora, reprochando al PJ nacional que presidente Alberto Fernández y cuya comunicación también controla la Casa Rosada, porque “se olvidaron de alguien”, es decir, de Cristina en una foto que publicaron en redes sociales para celebrar el triunfo en las PASO contra Macri de 2019.

https://twitter.com/la_campora/status/1425558662756581381

Por si quedaban dudas del malestar de Cristina Kirchner por esa foto en la que alguien se olvidó de ella, la Vicepresidenta se encargó en un acto en Lomas de Zamora de felicitar a la Cámpora: "Es buena la memoria”, dijo dirigiéndose a su hijo Máximo que la acompañaba en el escenario del conurbano, mientras en un acto paralelo Alberto Fernández hacía anuncios en Entre Ríos.

El malestar del cristinismo por el escándalo de las reuniones en Olivos, lo expresó la mano derecha de la Vicepresidenta en el Senado. Oscar Parrilli dijo lisa y llanamente que "hay que hacer un llamado de atención a quienes están con el Presidente para que no cometa más estos errores". Un reto público directo al Presidente y a sus más cercanos colaboradores.

Pero a quién estuvo dirigido el reto: Además de la primera dama, el entorno más cercano de Fernández está integrado por el secretario General de Presidencia, Julio Vitobello, el vocero Juan Pablo Biondi y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

¿Cómo sigue la campaña electoral?

Esta semana empieza el último tramo de la campaña electoral de cara a las elecciones primarias (PASO) del 12 de septiembre y la gente tendrá que decidir a quiénes votar.

La idea del equipo de campaña es que se multipliquen los anuncios económicos del Gobierno hasta este miércoles 18, cuando empieza la veda para actos oficiales en campaña. Alberto confirmó que entre lunes y martes cerrarán la seguidilla de anuncios con un acto junto a Cristina en La Matanza, epicentro del poder territorial del peronismo.

Pero en el medio, apareció la foto del cumpleaños de Fabiola. ¿Cómo queda la imagen y la credibilidad de la palabra presidencial?. Aunque parezca una anécdota, no lo es en caso de que el Jefe de Estado tenga que tomar una decisión política y correr el riesgo de que la sociedad no cumpla sus órdenes, lo que se conoce en la Ciencia Política, como una crisis de legitimidad

s