La Jungla del Poder

El paper reservado que le llegó al Gobierno y que lo entusiasma para dar vuelta el resultado de las PASO

El Gobierno mira números. ¿A dónde se fueron los votos que los habían acompañado en 2019? Un informe secreto revela que pueden dar vuelta la elección en Provincia. Pero tienen que superar primero su propia interna.
Pablo Winokur
por Pablo Winokur |
Alberto Fernández

Alberto Fernández, durante el acto del jueves en José C. Paz (Foto: Presidencia).

Las caras en el tercer piso del Centro Cultural C eran de amargura. Era la noche del domingo 12 de septiembre y empezaban a llegar los primeros resultados de las mesas testigo. Los números no estaban dando como ellos esperaban. En ese salón estaban los líderes del Frente de Todos: Máximo, Massa, Wado de Pedro. Kicillof venía de festejar en La Plata y tuvo que recular; había unos pocos intendentes. Alberto llegó más tarde. Cristina iba a aparecer al final, recién en el escenario: “Estaba enojada porque la hicieron ir a un velorio”, cuenta un testigo del momento.

En ese contexto sobresalió la figura de un dirigente y analista político que hace investigaciones en opinión pública. Les había acercado unos días antes sus trabajos a algunos líderes del Frente de Todos. Esas investigaciones marcaban que estaban 3 puntos debajo de Juntos por el Cambio. No lo escucharon: “Tenías razón, no te dimos bola porque pensábamos que estabas pesimista”, le reconoció una de las cabezas de la coalición. Wado de Pedro se quejó: "A mí no me lo pasaste".

“Nadie quería escuchar”, explica este analista que asegura que este final era inevitable. Lo veía en sus “tracking diarios” y en su monitoreo de redes sociales.

Las causas de la derrota en las PASO

“No veo ninguna razón para explicar cómo podía cambia el humor social. La pandemia fue muy dura y se le suma la dureza de la política macroeconómica y un ajuste duro, más otros temas como la inseguridad o las clases”, dice este dirigente y consultor. En números concretos, plantea que se perdió el 100% de los votos moderados de Alberto y de Massa.

Hace días elaboró un documento exclusivo al que tuvo acceso A24.com que muestra lo que se llama “transferencias globales del voto por inferencia ecológica”. En concreto, analiza a dónde se fueron los votos de 2019 del Frente de Todos. Se trata de un paper que tienen en sus despachos las cúpulas de la coalición de Gobierno. Según se desprende de este documento:

  • Sólo el 57,5% de los votantes del Frente de Todos de 2019 volvió a votarlos.
  • De los electores del frente de Todos de 2019, el 10% votó a Juntos por el Cambio en 2021.
  • De los electores del Frente de Todos de 2019, el 23% decidió ausentarse.

En criollo, solamente retuvieron al 60% de los propios. El resto, moderados, decidió votar a Juntos por el Cambio o no ir a votar.

Imagen viral de Cristina tras la derrota en las PASO.jpg
Alberto y Cristina, el día de la derrota en las PASO. Sólo el 57,5% de los votantes del Frente de Todos de 2019 volvió a votarlos (Foto: archivo).

Alberto y Cristina, el día de la derrota en las PASO. Sólo el 57,5% de los votantes del Frente de Todos de 2019 volvió a votarlos (Foto: archivo).

La buena noticia es que según la mirada de este consultor, el resultado se puede dar vuelta.

  • 16% de los electores votaron opciones que no llegan a las generales, incluyendo el voto en blanco.
  • Son 1.349.823 votos que están dando vueltas y que pueden ir para cualquier lado
  • Se suman las 4.306.767 que no fueron a votar.

Está claro que no van a ir todos los que se ausentaron y nada indica que todos votarían al oficialismo si fueran… pero el mayor porcentaje de abstención de las PASO se habría dado en sectores más ligados al Frente de Todos.

La diferencia entre los dos frentes mayoritarios en provincia de Buenos aires fue de 361.000 votos. No es tanto.

La gestión que no ayuda

Lo anterior fue el terreno de las matemáticas. La política tiene su propia lógica. Las acciones del Frente de Todos de los últimos días no van en la línea de recuperar el terreno perdido.

Los problemas adentro de la coalición no ayudaron a mostrar orden. Difícilmente se pueda encarar un segundo tramo de campaña ordenada en medio de este caos.

Juan Manzur asumió como Jefe de Gabinete. Quiso emular el cambio de estilo que en su momento le impuso Capitanich al gobierno de Cristina: mostrar más apertura, tomar un par de decisiones que reclamaba “la gente” y darle más participación al peronismo clásico.

Juan_Manzur_Zabaleta.jpg
Juan Manzur y una postal de este sábado: se reunió, entre otros, con el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta (Foto: Presidencia).

Juan Manzur y una postal de este sábado: se reunió, entre otros, con el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta (Foto: Presidencia).

“Está muy activo, concentrado en la gestión y en el rol. Un rol que tiene que ver con el peronismo clásico y con las relaciones de los distintos sectores del frente de todos que existen y seguirán existiendo. Con mucha energía y una impronta muy visible”, dicen en el entorno del tucumano.

Aunque ya de entrada trastabilló:

  • Anunció flexibilizaciones en las restricciones por pandemia que no quedaron claras en su implementación ni en su fecha de inicio.
  • A las pocas horas tuvo que corregir varias cuestiones.
  • Seis provincias avisaron que no iban a adherir a las medidas.
  • La propia Vizzotti dijo sutilmente que estaba más de acuerdo con Ciudad que con lo que había anunciado su jefe.

“No se entiende por qué no convocó antes al Consejo Federal de Salud, que es donde los 24 ministros de salud de las provincias coordinan estas cosas”, dice un hombre que trabajó este tema durante buena parte de la pandemia. Recordatorio: Manzur fue ministro de Salud cinco años. Difícil que no supiera cómo funciona la cosa.

Después de ese fallido anuncio, Manzur se guardó a silencio. Hizo una reunión de gabinete y se dedicó a rosquear con el peronismo clásico. Para eso lo trajeron. Recién el sábado mantuvo reuniones con algunos ministros para ajustar el lápiz de próximas medidas.

Juan_Manzur_Julian_Dominguez.jpg
Manzur, también este sábado, en este caso con Julián Domínguez, ministro de Agricultura (Foto: Presidencia).

Manzur, también este sábado, en este caso con Julián Domínguez, ministro de Agricultura (Foto: Presidencia).

En su carta de la semana pasada, Cristina Kirchner solo mencionó explícitamente a un funcionario: Juan Pablo Biondi, el exvocero presidencial y el primero en renunciar. “Parte del reclamo es que se estaba comunicando mal. Si no, ¿Cristina se va a bajar a pelearse con Biondi, que era un funcionario de segunda línea?”, analizan en la Rosada.

No es casualidad que en las últimas horas, Hernán Reibel, vocero de Cristina y Máximo, se haya sumado a colaborar en el equipo de comunicación de Presidencia.

Los temas de fondo

Mientras se revuelve en su propia interna, el Gobierno empezó a hablar de temas que vienen repitiéndose como mantra desde hace años:

  • Hay que transformar los planes sociales en planes de trabajo.
  • Hay que segmentar las tarifas de energía para subsidiar al que lo necesita y que pague el que pueda pagar.
  • Vamos a buscar casa por casa a los chicos que se nos fueron del sistema educativo; vamos a dar becas.
  • Vamos a poner platita en los bolsillos.

Son temas para los que el Gobierno ya no tiene crédito y que no se resuelven en dos meses. “La decadencia del Estado Argentino, que viene de décadas, hace que no tengamos la información para saber quién es quién”, se justificó el “Chino” Navarro, secretario de relaciones parlamentarias de jefatura de gabinete, ratificado en el cargo.

El Gobierno que fue votado para encontrarle una salida a todo eso, sigue enroscado en debates internos. Tiene apenas dos meses para encontrar un camino de resolución. Si el consultor del paper tiene razón y el Frente de Todos logra enderezar el resultado, seguramente tendrán más margen para implementar alguna política a largo plazo. Si no, ¿habrá que hacer más cambios?

Kicillof anunció que en Provincia va a haber clases presenciales los sábados. Innecesario, teniendo en cuenta que “clases hubo” durante todo 2020 y 2021. ¿O no?

Quizás valga revisar qué pasa en estas escuelas del conurbano que siguen funcionando en la modalidad de burbujas con turnos incompletos o clases presenciales un par de veces por semana.

  • La 130 (El Talita) van con burbujas y horario reducido.
  • La 50 de Casanova van con burbuja por decisión de los docentes.
  • La escuela 112 del Barrio San Carlos de Isidro Casanova sigue en modalidad mixta.
  • También la Escuela Media 10, barrio Villa Mitre, Berazategui.
  • Y la Escuela Media 7 de Villa España, Berazategui.
  • El Normal 2 de La Plata tiene cursos que van cada 15 días.
  • La Media 8 de La Plata está con presencialidad intermitente.
  • La escuela secundaria 76 en La Matanza sigue en modalidad mixta.
  • La escuela secundaria 147, también La Matanza, no dicta algunos módulos.
  • La primaria 8 de Vicente López hace jornada reducida. Son pocas las primarias públicas que tienen el doble turno funcionando.

Son ejemplos, recogidos al azar en distintas localidades del conurbano. Valen para entender que no todo es ponerle platita en el bolsillo a la gente… Y que no solo en Nación hay funcionarios que no funcionan.

s