Casa Rosada

Muertos por Covid-19: El Gobierno no descarta convocar a la oposición para dialogar sobre las piedras y llama a un "consenso colectivo"

Sigue la polémica por el homenaje a las víctimas de la pandemia. Ahora el Gobierno llama a un "debate colectivo" por el monumento. ¿Dónde y cuándo lo harán?
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
El Gobierno mantiene en custodia en la Casa Rosada una parte de las piedras en homenaje a las víctimas de la pandemia hasta definir dónde y cuándo harán un monumento. Foto: A24.com

El Gobierno mantiene en custodia en la Casa Rosada una parte de las piedras en homenaje a las víctimas de la pandemia hasta definir dónde y cuándo harán un monumento. Foto: A24.com

Covid-19: Argentina alcanzó los 100.250 muertos por el Covid-19 desde el inicio de la pandemia y un total de 4.702.657 de casos notificados (Foto: Telam).

Covid-19: Argentina alcanzó los 100.250 muertos por el Covid-19 desde el inicio de la pandemia y un total de 4.702.657 de casos notificados (Foto: Telam).

“Si quieren dialogar, se puede dialogar, tenemos que buscar consenso para decidir qué se hace y dónde el monumento a las víctimas de la pandemia”, estimó una alta fuente del Gobierno nacional tras la polémica generada por el traslado a la Casa Rosada de una parte de las piedras que dejaron familiares de los fallecidos por Covid-19 en la primera "marcha de las piedras" y la reciente vandalización que militantes kirchneristas hicieron en la marcha del Día de la Lealtad peronista sobre las rocas instaladas en la Pirámide de Mayo.

En el Gobierno admiten que es prematuro e inconveniente tomar una decisión apresurada sobre qué hacer con las piedras que llevan el nombre de cada una de las más de 115.000 personas fallecidas por la pandemia de coronavirus en el país, y sostienen que es una grieta más que debería cerrarse con "una discusión colectiva" entre Gobierno nacional, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (que tiene jurisdicción por la zona), y los familiares que colocaron las piedras y piden un reconocimiento.

¿Podría llegar el debate al Congreso?, preguntó A24.com a fuentes de la Casa Rosada que aclararon que nadie tomará la decisión de forma unilateral.

Así lo reconoció Gabriela Cerruti, nueva portavoz del presidente Alberto Fernández, al reconocer las críticas de los familiares de las víctimas hacia el Gobierno nacional por haber decidido ingresar las primeras piedras a una sala de la planta baja de la Casa de Gobierno para que sean custodiadas allí, hasta decidir dónde se construirá un monumento.

Por primera vez alguien del Gobierno habla del tema y las posibilidades que analizan para un eventual monumento teniendo en cuenta el valor simbólico de la dolorosa tragedia vivida en toda la pandemia, que representan las piedras, más allá de los nombres personales, el dolor de cientos de miles de familias destruídas.

Del homenaje de Alberto, a la primera "marcha de las piedras" y la vandalización en el Día de la Lealtad

Marcha de las piedras2 (1).jpg

El Gobierno se anticipó a que llegue el número 100.000 de víctimas por coronavirus e hizo su primer homenaje a las víctimas con un acto encabezado por el presidente Alberto Fernández en el Centro Cultural Kirchner, anticipándose a las críticas por la gestión de la pandemia y sus primeros dichos de que prefería que aumente la cantidad de pobres a llegar a 100.000 fallecidos.

Pero después siguió la polémica por la ubicación de las piedras y el homenaje a las víctimas de la pandemia, el mismo día que familiares de victimas convocaron a la primera marcha a la Plaza de Mayo para visualizar críticas al Gobierno y reclamar por el manejo de la pandemia y el tardío plan de vacunación, con el que se podrían haber salvado muchas vidas si hubiera acelerado la compra de vacunas el Gobierno.

Desde la oposición y familiares de algunas de las víctimas que promovieron la primera marcha el 17 de agosto en Plaza de Mayo, acusaron al Gobierno de intentar apropiarse de las víctimas y de su recuerdo, al ingresarlas a la Casa Rosada, así una acción del gobierno en respuesta ante la emotiva movilización, se convirtió en una crítica permanente a la gestión de la pandemia del Gobierno de Alberto Fernández.

Desde la Secretaría General de Presidencia, a cargo de Julio Vitobello, "se decidió ingresar a la Casa Rosada una parte de las piedras para custodiarlas mientras se define dónde se ubica el homenaje a las víctimas", dijo la nueva portavoz a A24.com sobre las primeras piedras que familiares habían depositado en Plaza de Mayo y frente a la Residencia de Olivos en la primera marchas.

Día de la Lealtad Piedras.jpg

En tanto, admitió que "hay un repudio generalizado" en el Gobierno y en la oposición, respecto a la vandalización de las piedras que tuvo lugar en domingo 17 de octubre sobre las piedras que depositaron familiares de las víctimas de la pandemia en el monumento de la pirámide de Mayo en sucesivas marchas con la consigna: "las piedras no se tocan", en directo reclamo al Gobierno nacional para que no las retire de la Plaza de Mayo como hizo la primera vez.

Cerruti agregó que "si quieren dialogar se puede dialogar. Por las piedras y por todos los temas, el acuerdo con el FMI, y las leyes que tenemos que tratar en la próxima semana sesión de diputados", al responder a las críticas de la oposición.

"Es una oposición que dice que quiere dialogar pero cuando se la invita (desde el oficialismo) no dialoga".

¿Dónde están las piedras que custodia la Casa Rosada?

Marcha de las piedras4.jpg

Según pudo comprobar A24.com, las primeras piedras de las víctimas de Covid-19 permanecen en la galería de la planta baja de la Casa Rosada que da a la entrada de Balcarce 50 y siguen diariamente custodiadas por personal de la Casa Militar, la misma custodia de seguridad del Presidente y de toda la Casa de Gobierno.

Allí fueron depositadas el 17 de agosto luego de la primera marcha y el Gobierno prometió ese día en un escueto comunicado, que serían depositadas transitoriamente en ese lugar hasta definir el lugar donde se construirá un monumento.

El Gobierno de la Ciudad que encabeza el opositor Horacio Rodríguez Larreta quiso intervenir en la decisión de definir el lugar donde se construirá el monumento a las víctimas.

s