icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Recalculando: Alberto descarta cambios de Gabinete en medio de negociaciones y peleas con laboratorios por la vacuna

Recalculando: Alberto descarta cambios de Gabinete en medio de negociaciones y peleas con laboratorios por la vacuna
Alberto Fernández y Cristina Kirchner juntos en la Ex ESMA al cumplirse un año de Gobierno (Foto: Presidencia)

El presidente Alberto Fernández dio por terminado el inédito episodio -"culebrón", le llaman algunos- que se generó con las declaraciones del presidente ruso Vladimir Putin. La Casa Rosada, que tuvo que salir a explicar lo inexplicable, seguía diciendo que no habría cambios de Gabinete hasta última hora del viernes. Aunque sobre el cierre de la semana sorprendió la frase de Cristina Fernández: “Los ministros que tengan miedo o no se animen vayan a buscar otro laburo”.

La semana no terminó bien para el Gobierno. Más allá de la anécdota de Cristina, se sintieron los golpes por el culebrón ruso. En el entorno presidencial argumentan: "Estamos en una carrera que tiene una lógica que nunca se vivió en la historia de la humanidad, con procesos técnicos para la aprobación de vacunas que normalmente duraban 3 años y ahora todos los países están aprobando en 6 meses. Es lo que pasa en todo el mundo", se defienden cerca de Alberto.

Fuentes cercanas al presidente admitieron a A24.com que Alberto y el ministro de Salud, Ginés González García sabían desde un principio, al firmar el acuerdo para la compra de la vacuna Sputnik V, que "no estaba aprobada para mayores de 60 años y en pacientes con enfermedades prevalentes". Pero que se trata de una situación "excepcional", en la que el mundo está administrando la incertidumbre desde hace 9 meses.

Desde la Casa Rosada atribuyeron la polémica por las declaraciones a errores en la traducción y dicen que no quiso decir lo que se dijo. Argumentan que el personal técnico tanto del Ministerio de Salud nacional a cargo de Carla Vizzotti como de científicos de la ANMAT en Rusia, "están encima de lo que sucede día a día".

Insisten en que el objetivo es conseguir no solo la vacuna rusa, sino todas las vacunas: la de Pfizer, Moderna y la de Oxford-AstraZéneca. "Hay una pelea de los laboratorios por conseguir la vacuna", dicen en el entorno presidencial que salieron a bancar al ministro de Salud, Ginés González García pese a las contradicciones que hubo en la comunicación. Y aclararon que no lo entregarán ante el pedido de juicio político que piden desde el Congreso.

"El Gobierno viene siguiendo los estudios paso a paso. Sabíamos que estaba aún en Fase 3 y se espera que esta semana, más precisamente el 20 de diciembre, el ministerio de Salud de la Federación Rusa apruebe su aplicación masiva después de recibir los análisis positivos", revelaron fuentes de la Casa Rosada a este portal en un intento de explicar las contradicciones del escándalo.

Por eso, el presidente Alberto Fernández confirmó este viernes que "la vacuna estará llegando" al país y que a más tardar, antes de fin de año se comenzará a vacunar a unos 300 mil trabajadores esenciales de la Salud, de Seguridad y los comedores comunitarios, que están en el frente de la batalla contra el coronavirus y tenerlos inmunizados antes que llegue la segunda ola de contagios en el otoño.

La fecha tentativa para empezar el operativo de vacunación es por ahora el 28 de diciembre.

¿Conejillos de Rusia?

Según adelantó la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, que se convirtió en la virtual ministra de Salud, de no haber inconvenientes ni efectos colaterales, entre enero y febrero de 2021 se estará vacunando a unas 20 millones de personas entre ellas, pacientes de riesgo, es decir, mayores de 60 años y con enfermedades prevalentes (previas) que tienen mayores riesgos de muerte por coronavirus.

La pelea con los laboratorios y los "efectos colaterales"

Aunque evitó entrar en la polémica publica, Alberto Fernández dejó entrever que la polémica por la vacuna rusa y el congelamiento en las negociaciones entre el Gobierno argentino y el laboratorio norteamericano Pfizer, es parte de una “pelea de laboratorios por tener primero la vacuna”.

Una especie de guerra fría por demostrar quién encabezará la salida de la pandemia. Pero nadie quiere hacerse cargo de los posibles "efectos colaterales".

Más allá de esa pelea, y de las palabras de Putin que la Casa Rosada atribuyó a “errores de traducción”, Alberto ratificó el acuerdo con Rusia y que esa vacuna será la primera en ser aplicada en Argentina, con la previa autorización de la ANMAT, el órgano oficial del Gobierno que autoriza el uso de medicamentos.

Fuentes del Gobierno reconocieron que el Ministerio de Salud ruso autorizará el próximo 20 de diciembre la aplicación de la Sputnik V en mayores de 60 años.

En ese marco, podrían anunciar su aplicación los presidentes de Rusia y de Argentina, para intentar convencer a los ciudadanos de las bondades de la vacuna rusa.

Pero la autorización será a partir de estudios realizados en la famosa Fase 3, a solo 100 pacientes de esa franja etaria y grupos de riesgo.

¿Alcanzarán las pruebas en 100 pacientes para garantizar la seguridad y eficacia de la vacuna rusa y prever que no tenga efectos colaterales a quienes se la apliquen?

En tanto, cerca del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, ratificaron que "no hay cambios de gabinete" pese al escándalo que circuló esta semana por las inconsistencias en las negociaciones por conseguir una vacuna para contener la pandemia. No queda claro si la advertencia de Cristina puede cambiar las cosas en las próximas semanas.

"Ginés González García no asistirá al Congreso", dijeron en Casa Rosada ante la pregunta sobre el pedido de explicaciones y de juicio político presentado por la oposición que denunció posibles pedidos de coimas en la negociación con el laboratorio Pfizer.

"Pzifer no puede cumplir con abastecernos la vacuna porque no tiene stock. Le va a mandar a Chile solo 20 mil vacunas, la nada misma. Nos prometieron mayor stock para vacunar a millones de personas pero ahora no pueden cumplir con el stock porque están priorizando el abastecimiento a EE.UU, a Canadá y a México y pretenden que les paguemos por adelantado sin dar fecha de entrega", señalaron fuentes de la Casa Rosada a A24.com.

Cabe recordar que al anunciar el acuerdo con Pfizer, el presidente Alberto Fernández había prometido que el laboratorio entregaría a fines de este año al país unas 750 mil dosis para vacunar en la primer etapa.

La suerte está echada, y al anunciar una nueva prórroga del DISPO hasta el 31 de enero, el Presidente recordó a los argentinos que la pandemia no terminó y que nos tendremos que acostumbrar a convivir largo tiempo con los cuidados y los tapabocas. ¡A cuidarse en estas fiestas de Navidad y fin de año y también en las vacaciones 2021! Al que tenga la suerte de tenerlas.

por Stella Gárnica
SUBIR

NWS

Ovación

Show