PrimiciasYA
PRIMERA DAMA

La casa por dentro donde vive Fátima Florez antes de mudarse a la Residencia de Olivos

La excelente actriz, Fátima Florez, mostró cómo es su casa por dentro. A raíz del romance con Javier Milei, presidente electo, su destino podría ser la Quinta de Olivos.
27 nov 2023, 09:46
La casa por dentro donde vive Fátima Florez antes de mudarse a la Residencia de Olivos

La polifacética actriz y comediante Fátima Florez se convirtió en tema candente en la farándula desde que su relación con el presidente electo Javier Milei salió a la luz. Este vínculo captura su presencia en los medios y su popularidad en las redes sociales, generando un revuelo constante en las últimas semanas.

La formalización de la relación entre Florez y el candidato presidencial se produjo después de las PASO 2023, originada tras un encuentro en la mesa de Mirtha Legrand, marcando un nuevo capítulo en su vida personal.

La artista, reconocida por su encanto y carisma, abrió las puertas de su hogar durante una videollamada para el programa "Bienvenidos a Bordo" de Guido Kaczka, durante la cuarentena por la pandemia de Covid-19, revelando aspectos íntimos y curiosos de su vida cotidiana.

En el recorrido por su departamento en Palermo, Florez destacó distintos objetos de decoración que capturaron la atención del público. Entre ellos, un cuadro en el living se convirtió en el centro de la curiosidad de Guido, pues exhibía una camiseta de Boca Juniors sobre retratos propios. La actriz reveló que esta pertenecía a su exmarido, Norberto Marcos, añadiendo así un toque personal y emotivo a la ambientación del espacio.

Embed

Pero la casa de Fátima Florez no solo es un museo de recuerdos familiares; está impregnada de su éxito profesional. Numerosos premios, incluyendo dos Martín Fierro ganados en 2013 y 2015, decoran sus estanterías, testimoniando su destacada trayectoria en la industria del entretenimiento.

Sin embargo, uno de los aspectos más llamativos es la fascinación de la actriz por la cultura egipcia, reflejada en la presencia de papiros, jeroglíficos y una réplica de la máscara de Tutankamón en su hogar. Esta pasión por lo exótico y lo histórico añade una capa única a la estética de su espacio vital.

El recorrido concluyó en su gimnasio, equipado con pesas, cinta y una bicicleta fija, ofreciendo una visión adicional de la vida diaria de esta versátil artista.