Casa Rosada

El Gobierno convocó a gremios, empresarios y al campo en defensa del modelo industrialista

¿Qué se habló en la extensa reunión en Casa Rosada?. La maratón de Martín Guzmán en el Consejo de las Américas, la Casa Rosada y el Congreso.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
Ministro de Economía

Ministro de Economía, Martín Guzmán, en una jornada maratónica en defensa del "modelo" a 17 días de las PASO. (Foto: A24.com)

"Vamos por el camino correcto", fue una de las frases con la que coincidieron el líder de la UOM, Antonio Caló con la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, y el líder del Consejo Agroindustrial, José Martins. Fue en un estrado compartido tanto por dirigentes de sectores industriales como agropecuarios que pidieron "reglas de juego claras" y "estables" al Gobierno para invertir y seguir generando demanda agregada como una manera de avanzar hacia un círculo de producción virtuoso que genere más fuentes de empleo.

Aunque estaba anunciado el cierre alrededor de las 13 con palabras del presidente, Alberto Fernández suspendió de imprevisto su participación -según supo A24.com- por una reunión con la familia de Guadalupe Lucero, la niña de 5 años desaparecida hace dos meses en San Luis.

En su lugar pasaron por el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, la vicejefa, Cecilia Todesca Bocco, los ministros de Economía, Martín Guzmán, de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, de Trabajo, Claudio Moroni, el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz.

image.png

Con el mismo discurso que por la mañana inauguró en el Consejo de las Américas, Cafiero prometió políticas proactivas del consumo y la producción para enfrentar lo que calificó como "doble crisis" en alusión a la recesión, pérdida de Pymes y de empleos que empezó en 2018 con el gobierno de Mauricio Macri y que se profundizó con la pandemia en 2020.

Flanqueado a la izquierda por el ministro de Trabajo, Claudio Moroni y a la derecha por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, Cafiero hizo una férrea defensa del modelo e instó a sellar "un acuerdo político, económico y social" con los sectores productivos, frente a la oposición que, dijo, representa al "modelo de especulación".

"Se ha recuperado el 94% del empleo perdido en la pandemia", señaló el jefe de Gabinete tras señalar que "hay expectativas de un crecimiento sostenido para este año y el 2022 con el modelo de desarrollo con justicia social, con el Estado como motor de ese modelo".

Lo siguió el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, y presidente del Consejo Económico y Social que dijo: "A veces somos calificados de naif porque apostamos al diálogo", pero concluyó que el Congreso fue el resultado de todas las mesas de diálogo sectoriales que durante todo 2020 y lo que va de 2021 encaró el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas con productores y gremios, para contener la crisis por la cuarentena pero también por la inflación, buscando amoldar precios y salarios en cada sector.

De nuevo, el Gobierno confrontaba así los modelos de producción con el de especulación financiera, en un intento de potenciar la polarización de cara a las próximas elecciones.

El apoyo de los gremios de la industria

image.png

Sin figuras relevantes de la CGT ni de la CTA, los gremios presentes en el Congreso del Trabajo y la Producción se destacaron los el sector industrial. El líder de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, de SMATA, Ricardo Pignanelli y de la UOCRA, Gerardo Martínez (en este caso habló por videoconferencia), destacaron que con el actual gobierno de Alberto Fernández se registró un fuerte crecimiento de los puestos de trabajo a partir del crecimiento de la actividad industrial.

No sorprendió el fuerte apoyo de Caló al programa del Gobierno, y en tono electoral, el dirigente de la UOM afirmó ante el auditorio repleto de empresarios: "Los gremios industriales tenemos que estar contentos porque la industria está creciendo y tenemos futuro con este Gobierno", dijo.

Y enseguida criticó al anterior gobierno de Mauricio Macri al recordar: "El gobierno de Juntos por el Cambio nos sacó 5000 trabajadores. Lo digo como si estuviera en una charla de café, nos habían dicho que Argentina no iba a ensamblar más computadoras y los chicos se quedaron sin trabajo. Ahora, con este Gobierno estamos nuevamente haciendo netbooks que había empezado Cristina y nunca se deberían haber dejado", enfatizó Caló.

Y enfatizó: "es diferente con un gobierno peronista, lo que hicieron en esos años fue engrupirnos, nos decían que el problema era el impuesto a las ganancias, pero el problema después fue que nos dejaron sin trabajo. Ahora, no nos tenemos que dejar llevar por los cantos de sirena", arremetió Caló en tren de campaña oficialista al defender "el modelo de sustitución de importaciones" y elogiar al Gobierno: "ahora estamos en el camino correcto".

Sentado a la derecha de Caló, lo escuchaba el presidente de la Confederación General Empresaria de la Argentina (CGERA), Marcelo Fernández, quien coincidió en la necesidad de hacer un acuerdo empresario sindical como lo hizo en su momento el gobierno de Perón y Gelbarf: "Tenemos que llegar a un país produciendo a pleno exportando y viviendo de la producción", señaló. "Después de las paritarias, gremios y empresarios, somos un solo sector" enfatizó Fernández.

Después le llegó el turno a la economista estrella de la Rosada: Cecilia Todesca, quien dijo que "la política industrial es el corazón de la política económica del Gobierno" y arremetió contra "los que dicen que este Gobierno no tiene plan, les decimos: el plan es industrializar, atacando los problemas estructurales. Solo con una política industrial podemos resolver los cuellos de botella del esquema bimonetario y los salarios de miseria".

Todesca habló de la pospandemia como un círculo virtuoso para "crecer, aumentando la demanda, para aumentar la oferta y la producción".

En el Museo los escuchaban representantes de la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), la Asociación de Industriales Metalúrgicos (ADIMRA); las nucleadas en el Consejo Agroindustrial; Federación Argentina de la Industria Gráfica y Afines (FAIGA); la Cámara Argentina de la Industria Plástica (CAIP); la Federacion Argentina Industria Maderera y Afines (FAIMA); el Frente Productivo Nacional; Industriales PyMEs Argentinos (IPA); Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino (ENAC); la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME); y el CEN, entre otras.

¿Qué dijo el Campo?

En el primer panel, “Macroeconomía para el Desarrollo Productivo”, se destacó por la presencia del ministro de Economía, Martín Guzmán; el presidente de la Bolsa de Cereales y Vocero del Congreso AgroIndustrial, José Carlos Martins; la presidenta de Talleres Baigorria S.A., Rita Cosentino, y el secretario General Sindicato Argentino de Obreros Navales y Servicios de la Industria Naval de la República Argentina (SAONSINRA), Juan Antonio Speroni.

Martins sorprendió con un apoyo a las políticas del gobierno, pero también con reclamos del campo para que el oficialismo sancione el proyecto de ley de desarrollo agroindustrial, y sostenga "reglas de juego claras y estables" para poder pensar en invertir.

Martins destacó que el agro provee el 22% del empleo privado formal en el país y agradeció al Gobierno por el apoyo durante el peor momento de la pandemia en 2020 porque fueron el único sector que permaneció en actividad, pese a la cuarentena estricta, y dijo que "Dios es argentino porque colaboró con la suba de precios internacionales de los comodities permitió que 8 de cada 10 dólares que ingresaron al país, fue gracias a las exportaciones del sector, y hoy el Banco Central está más robusto de reservas.

En ese marco, el dirigente del agro reclamó al gobierno que elimine el cepo a las exportaciones para que el sector siga creciendo teniendo en cuenta el abastecimiento del mercado interno y prometió para los próximos años la creación de 700 mil puestos de trabajo en todo el país.

La maratón de Martín Guzmán y la cuenta regresiva a las PASO

En busca de poner al "modelo de desarrollo industrial y sustitución de importaciones" en el eje de la campaña electoral a 17 días de las PASO del 12 de septiembre, el ministro de Economía, Martín Guzmán llegó a la Casa Rosada caminando, después de participar vía zoom del Consejo de las Américas.

Una vez terminado su discurso, breve pero reiterativo sobre la perspectiva de crecimiento de la industria, la estabilización del dólar y el inminente acuerdo con el FMI, Guzmán salió corriendo para el Congreso, donde lo estaba una maratónica sesión de la comisión de deuda externa para dar explicaciones sobre las negociaciones con el Fondo.

La jornada con un discurso centrado en la defensa del "modelo", es así toda una muestra de la estrategia desplegada por la Casa Rosada para defender la gestión, a medida que avanza la cuenta regresiva para las elecciones primarias del 12 de septiembre, en las que no se define nada pero anticipará la película a la que se deberá enfrentar el gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner en las elecciones legislativas del 14 de noviembre y en los próximos dos años de gobierno.

s