Casa Rosada

Entre internas, Alberto Fernández busca recobrar el centro y avanzar hacia el acuerdo con el FMI

Los ministros más cercanos al presidente ganan, de momento, algunas batallas, pero sigue el fuego amigo ¿Qué pasó con Giorgi? El cronograma de las negociaciones.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
El mensaje que envió el presidente Alberto Fernández en su discurso ante la UIA

El mensaje que envió el presidente Alberto Fernández en su discurso ante la UIA, aceleró las negociaciones con el FMI y parece cambiar el rumbo económico del gobierno. Foto: Presidencia

En el medio, se desataron nuevos capítulos de las internas en la coalición oficialista con la salida intempestiva de la ex ministra de Producción de Cristina Kirchner, Débora Giorgi, como segunda de la Secretaría de Comercio Interior, justo cuando el Gobierno debía resolver cómo sigue la política de control de precios cuidados en su intento por contener la inflación.

Pero a diferencia de la crisis de gabinete desatada tras la derrota del Frente de Todos en las PASO, por ahora, parece haber salido ganando la postura de los ministros que responden directamente al presidente Alberto Fernández -Juan Manzur, Martín Guzmán y Matías Kulfas- en el diseño del plan económico para acordar con el organismo multilateral que plantea ir hacia un equilibrio fiscal de cara a los próximos años.

Cerca del ministro de Economía, Martín Guzmán, tomaron como "un indicio de que el FMI también acelera a fondo las negociaciones para avanzar en un acuerdo", el anuncio del organismo de publicar una evaluación -como pidió Alberto Fernández- sobre la deuda contraída en el anterior gobierno de Mauricio Macri y la coalición opositora en ese entonces, Cambiemos.

El organismo confirmó, después del pedido del Presidente, que publicará el análisis de la deuda tomada por Macri en la semana del 20 de diciembre cuando se reúna el board en Washington para analizar el tema, y esa decisión coincidió con la decisión de Argentina de enviar este sábado a Washington al equipo técnico para llegar a nuevos entendimientos.

Se aceleran las negociaciones con el FMI

La lógica de las negociaciones sería así, según anticiparon a A24.com altas fuentes del Gobierno:

  • El Gobierno argentino -con el aval de Cristina Kirchner- presiona públicamente con no firmar si antes no revisan qué hicieron mal en el Gobierno de Macri y la gestión de Christine Lagarthe en el FMI.
  • En el Gobierno consideran que según la normativa del FMI, "para poder reemplazar un programa de acceso excepcional que descarrila (como es el caso del préstamo fallido stand by de 2018) necesariamente el Fondo deberá hacer un análisis de ese programa como paso previo y condición necesaria para tener un nuevo programa de Facilidades Extendidas por 10 años y con 4 de plazo para no pagar".
  • Este anuncio del FMI de revisar el acuerdo con Macri es "un nuevo paso, un punto positivo que nos acerca más al nuevo programa que reemplace al programa fallido de 2018".

La nueva interna: la agenda de Alberto y las causas de la salida de Débora Giorgi

A 52 días de haber llegado a la subsecretaría de Comercio Interior Giorgi nunca asumió su cargo. El presidente nunca lo oficializó. Por presiones del ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas.

En el entorno de Alberto Fernández admitían que la decisión de no designar a Giorgi la tomó luego de enterarse por boca de empresarios, que la funcionaria no lo reconocía como jefe político y que divulgaba que ella solo respondía a la vicepresidenta Cristina Kirchner como su jefa política.

El episodio coincidió el jueves con el momento de mayor tensión en las negociaciones con el FMI, las versiones sobre diferencias con la UIA que terminó con un cambio de agenda y la decisión del Presidente de asistir a la cumbre empresarial, desde donde envió el mensaje al FMI.

El cambio de Alberto tuvo dos planteos:

  • Por un lado, mostrar el lado pragmático del gobierno que buscará el consenso entre todos los sectores políticos, económicos y sociales para avanzar en el acuerdo con el FMI en un programa económico que superará los dos años que le quedan de gestión. Alberto finalmente asistió a la cumbre de la UIA, pese al temor a sufrir cuestionamientos de empresarios por el cepo cambiario, las restricciones a las importaciones y exportaciones y los controles de precios.
  • El segundo planteo de Alberto al asistir a la UIA se conoció llamativamente en el mismo instante en que se conocía el alejamiento de Giorgi a Comercio Interior: fue el mensaje al FMI reclamando la revisión de lo firmado con Macri.

Así, la salida de Débora Giorgi como segunda de Roberto Feletti pareció marcar un cambio en el rumbo del Gobierno para los próximos meses, o años. Se produjo en momentos en que la secretaría a cargo de Feletti debía concretar un nuevo programa precios cuidados.

Sectores ultra K en contra del pago de la deuda

A esa interna solapada en el Gobierno se sumaron nuevas críticas de los sectores más duros del kirchnerismo en contra del pago de la deuda.

En un documento de la agrupación ultra k llamada "soberanxs", firmado entre otros por la renunciante exembajadora ante Venezuela, Alicia Castro, el exvicepresidente Amado Boudou, el exvicegobernador Gabriel Mariotto, la diputada Fernanda Vallejos y el filósofo Mempo Giardinelli, entre otros, pasaron de pedir el "no pago de la deuda" a reclamar que el gobierno de Alberto Fernández lleve "al FMI a la Corte Penal Internacional".

Embed

Desde el Gobierno, la portavoz oficial, Gabriela Cerruti, relativizó esa interna y dijo que se trata solo de "matices" en la coalición de Gobierno.

Pero ante la amenaza de proliferación de concentraciones, el Presidente recibió el viernes a dirigentes de organizaciones sociales oficialistas como Barrios de Pie, el Movimiento Evita, la CCC, el MUP, Octubres y el CTD Aníbal Verón, el marco de la serie de reuniones con los principales sectores de la economía antes del envío al Congreso de un “plan plurianual”.

Embed

El avance del albertismo y la institucionalización del Frente de Todos

repercusiones de la crisis.jpg
La crisis interna en el gobierno del Frente de Todos, en la prensa del mundo (Foto: AP)

La crisis interna en el gobierno del Frente de Todos, en la prensa del mundo (Foto: AP)

La salida de Debora Giorgi del Gobierno antes de asumir es otra muestra del avance de la peronización del Gobierno tras la derrota electoral del 14 de noviembre, en la que sectores cercanos al cristinismo terminaron bajando el perfil mientras avanzan las alas más ortodoxas de centro como Manzur, con gobernadores e intendentes y los ministros más cercanos al presidente terminaron empoderados, a diferencia del debilitamiento que habían sido expuestos a partir de críticas de la vicepresidenta tras la derrota en las PASO.

La tregua seguirá por lo menos hasta enero, cuando el Gobierno espera terminar de sellar el acuerdo por la reestructuración de la deuda con el FMI y mostrar a un Alberto Fernández empoderado. Pero Cristina Kirchner, Máximo Kirchner y el ministro del Interior, Wado De Pedro son la base de apoyo del kirchnerismo que el Gobierno necesita en el Congreso, donde se espera un fin de año agitado.

s