Clases presenciales

La Rosada lleva el conflicto por las clases al Congreso mientras espera la definición de la Corte

Massa pidió "dejar de lado la especulación política". Pide a la oposición integrar una comisión bicameral para apoyar las medidas por la pandemia, como política de Estado.
por Stella Gárnica | 20 de abril de 2021 - 12:53
La Casa Rosada cambia de estrategia y lleva la pelea por la pandemia al Congreso (Foto: Archivo Ministerio del Interior)

La Casa Rosada cambia de estrategia y lleva la pelea por la pandemia al Congreso (Foto: Archivo Ministerio del Interior)

La Casa Rosada cambió la estrategia en el duro conflicto político con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Mientras el presidente Alberto Fernández apunta todos sus dardos al jefe de Gobierno porteño, acusándolo de "negar la realidad" y responsabilizándolo de un eventual colapso sanitario, lleva la discusión al Congreso nacional. Aunque apuesta a un fallo favorable de la Corte Suprema de Justicia, busca un plan B ante la posibilidad de un fallo desfavorable.

Alberto Fernández volvió a apuntar contra Rodriguez Larreta en un acto de gestión en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada: "Estamos en medio de una pandemia y todos debemos entender que el riesgo está, más allá de la negación que algunos hacen".

Lo hizo sin mencionar a Rodriguez Larreta por su nombre: "Frente a los que niegan la verdad, todos asumamos que hay una verdad que nos corre, que nos castiga, que nos contagia y hasta nos mata. Tenemos que ser muy cuidadosos para sufrir lo menos posible en este tiempo tan trágico que nos toca vivir".

Lo escuchaban por videoconferencia, algunos de los gobernadores e intendentes de la opositora alianza Juntos por el Cambio, entre ellos, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales y el intendente de Vicente López, Jorge Macri, quienes no ocultaron sus caras largas por el nuevo capítulo del enfrentamiento político entre la Casa Rosada y la Ciudad de Buenos Aires, por la rebelión del gobierno porteño al DNU 241 que el pasado viernes ordenó el cierre por 15 días de las clases presenciales.

Ahora de la mano del presidente de Diputados, Sergio Massa y del ministro del Interior, Eduardo De Pedro, Alberto apuesta a dirimir en el Congreso el conflicto por las clases presenciales , a través de la creación de una comisión bicameral de seguimiento de la pandemia donde pedirá que todas las medidas del Gobierno se tomen como "políticas de Estado".

Mientras, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, preparaba junto la ministra de Salud, Carla Vizzotti, el informe epidemiológico por el cual el Procurador General del Tesoro, Carlos Zannini, armará el escrito para presentar ante la Corte Suprema de Justicia.

"La respuesta la formulará Jefatura de Gabinete con la Procuración y consolidarán la respuesta jurídica de acuerdo al informe epidemiológico que eleva el Ministerio de Salud", señalaron a A24.com fuentes de la Casa Rosada mientras el Presidente evaluaba la estrategia a seguir.

Cerca de Alberto Fernández descartaron la posibilidad de que algún enviado de la Casa Rosada se acerque a dialogar con la Corte: "Alberto lo dijo mil veces, la connivencia de la política en la justicia como hizo en su gobierno Mauricio Macri es dañina para la democracia...", se limitaron a responder desde el Gobierno, en el más estricto hermetismo.

image.png

Massa se pone al frente de la discusión por las clases en el Congreso

Después del acto en la Rosada, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, se sumó este martes a las críticas a Rodríguez Larreta. "Respecto de la discusión alrededor de las clases y la judicialización de este conflicto, pienso que cuando las cuestiones se judicializan es porque fracasa la política", arremetió Massa.

Y agregó:"Lo que tenemos que hacer es sentarnos a la mesa a dialogar y resolver en el marco de la comprensión de que estamos en una pandemia y además estamos en el momento más grave desde que comenzó la pandemia el año pasado", dijo Massa en declaraciones a periodistas acreditados en Casa Rosada.

Massa confirmó que llevará la discusión por las clases ante los bloques de la oposición en el Congreso, en el marco del proyecto "borrador" que presentó el ministro del Interior, Eduardo De Pedro, para crear una Comisión Bicameral de Seguimiento de la Pandemia.

"El ministro del Interior envió un borrador que está puesto a consideración de los distintos bloques y vamos a trabajar sobre la base del borrador que envió el ministro", confirmó Massa este martes.

Y se sumó a apoyar las restricciones ordenadas por Alberto Fernández, que son resistidas por varios intendentes de la oposición y pusieron en duda la autoridad presidencial.

"El gobierno está permanentemente convocando al diálogo, el Presidente el viernes pasado convocó al diálogo al jefe de Gobierno. El domingo me tocó a mí seguir hablando con él en nombre del Gobierno", reveló Massa en diálogo con acreditados en la Casa Rosada.

Y llamó a que "la política tiene que superar con inteligencia este conflicto, pero entendiendo que estamos en pandemia y que la gravedad de la situación amerita dejar de lado la especulación y poner responsabilidad a la hora de evaluar los hechos", en otra crítica directa al jefe de Gobierno porteño, en línea con el discurso presidencial.

El proyecto de De Pedro y el paraguas para esquivar un eventual fallo en contra de la Corte

La discusión sobre la suspensión de las clases presenciales puso en alerta al Gobierno nacional, ante la posibilidad catastrófica para la autoridad presidencial, en el caso de que la Corte Suprema de Justicia falle en contra de la suspensión de las clases y a favor del amparo interpuesto por el jefe de Gobierno porteño.

Llevar la discusión al Congreso de las medidas para contener la pandemia, es una salida intermedia que evitaría al Poder Ejecutivo Nacional quedar a la deriva en caso de un fallo en contra de otro de los poderes del Estado, el Judicial, con el riesgo de deslegitimar las decisiones presidenciales, que ya sufren pérdida de credibilidad en sectores sociales, como los padres de alumnos que reclaman la continuidad de las clases.

El proyecto que presentó De Pedro ante el Congreso, obtuvo ya un tibio apoyo de los jefes de bloques de Juntos por el Cambio y de los bloques opositores más chicos. Lo había presentado en el marco de las discusiones con la oposición para postergar hasta septiembre las elecciones primarias y a noviembre las legislativas generales, para ganar tiempo hasta inmunizar a la mayor cantidad de gente posible y evitar votar en invierno.

Esta comisión además, "está pensada para monitorear y analizar los distintos indicadores de salud, y también las acciones con el Comité Operativo de Emergencia (COE): Tratar la lucha contra la pandemia en una cuestión de Estado sacándola de la especulación política", les expresó De Pedro la semana pasada al visitar el Congreso.

En la reunión también se discutieron algunos proyectos de reforma electoral, dejando en claro que es el Congreso el responsable de legislar en esta materia, como fija nuestra Constitución. Se habló puntualmente del proyecto de un sector del radicalismo (de Emiliano Yacobitti y Carla Carrizo) que propone la postergación de un mes de las PASO y la elección general.

En base a eso, el ministro -tal cual se comprometió en el encuentro- envió a las autoridades del bloque de JxC una propuesta borrador para modificar el calendario electoral "por única vez" y "en contexto de pandemia", con el objetivo de que sea discutido por las distintas fuerzas que integran la coalición.

Al igual que en el encuentro con diputados de Juntos por el Cambio que se realizó la semana pasada, de Pedro se reunió co los jefes de bloques opositores más chicos y les transmitió la propuesta del presidente Alberto Fernández para que las diferentes fuerzas políticas se incorporen a una comisión de seguimiento de la situación sanitaria, que analice el desarrollo de la pandemia a través de indicadores objetivos.

Reiteró la disposición oficial para que una vez concluida la pandemia, generar un ámbito de debate para evaluar reformas estructurales que mejoren el sistema electoral, destacando que es el Congreso el único ámbito habilitado por la Constitución para innovar en materia electoral.