El dilema del Gobierno

Cómo recibió el Gobierno el pedido del papa Francisco de dejar de "vivir de subsidios sociales"

El papa Francisco dijo en el Coloquio de Idea. "No se puede vivir de subsidios". El mensaje generó todo tipo de reacciones en la Casa Rosada y el Frente de Todos.
Mariano Obarrio
por Mariano Obarrio |
El papa Francisco

El papa Francisco, en IDEA, donde apuntó contra los subsidios (Foto: Télam).

Durante un inusual discurso papal en el Coloquio de IDEA, el papa Francisco se metió de lleno en un conflicto argentino en medio de la campaña de las elecciones generales del 14 de noviembre. “No se puede vivir de subsidios”, dijo en un mensaje por video. De ese modo, condenó el festival de planes sociales que distribuye la Argentina para los sectores más vulnerables, sin contraprestación laboral.

Se estima que son 12 millones de beneficiarios en total, sin contar jubilaciones y pensiones, y que 3,8 millones de personas netas podrían volcarse al mercado de trabajo previa capacitación, según cifras de estudios privados.

Según pudo saber A24.com, en la Casa Rosada tomaron esas declaraciones con frialdad porque la relación con el Papa está tensa. “Nada de repercusiones para adentro. La relación está fría, distante”, dijo un funcionario de la Presidencia de la Nación. Los voceros de Alberto Fernández no le contestaron a Francisco.

Tampoco en los ministerios de Trabajo y de Desarrollo Social, que dirigen Claudio Moroni y Juan Zabaleta, respectivamente, se hicieron eco de las duras consideraciones del Papa. “Algunos me han hecho decir cosas que yo no sostengo: que propongo una vida sin esfuerzo, o que desprecio la cultura del trabajo”, se fastidió el Santo Padre ante IDEA.

Papa_Francisco.jpg
Francisco, este jueves en IDEA, donde pronunció un duro discurso (Foto: captura de pantalla).

Francisco, este jueves en IDEA, donde pronunció un duro discurso (Foto: captura de pantalla).

“No me cansaré de referirme a la dignidad del trabajo. Lo que da dignidad es el trabajo”, dijo terminante Francisco. Las relaciones entre El Vaticano y la Casa Rosada no pasan por buen momento. Es posible que el presidente Alberto Fernández se refiera a esas frases cuando hable ante IDEA este viernes a las 13.30.

El ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, tuvo más cintura política. Sus allegados aseguraron a A24.com que “lo del Papa fue un gran aporte y Francisco puede ayudar a dar incentivos a los empresarios para potenciar el empleo”.

Massa introdujo a Wado, Máximo y Alberto con los empresarios

En una reunión el miércoles último en la Casa Rosada, De Pedro pudo acercar al presidente Alberto Fernández a los empresarios más importantes del país. Desde hace meses, Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, abrió el camino a Wado y a Máximo Kirchner en sucesivas reuniones con los dueños de las mayores corporaciones del país.

La Casa Rosada informó que los empresarios se llevaron certezas sobre un acuerdo con el FMI en el primer trimestre de 2022 y la eliminación de la doble indemnización por despido cuando se reactive la economía. Sin embargo, empresarios que participaron de ese encuentro dijeron que sólo existe un “esperar y ver” con apoyo moderado.

Estaban allí Marcos Bulgheroni (Pan American Energy Group), Hugo Eurnekian (Corporación América), Marcelo Mindlin (Pampa Energía), Javier Madanes Quintanilla (Aluar), Jorge Brito (Macro), Francisco de Narváez (Grupo De Narváez), Juan Martín de la Serna (Mercado Libre) y Alejandro Simón (Grupo Sancor Seguros).

Alberto Fernández recibió a empresarios en Casa Rosada.jpg

Escepticismo entre los hombres de negocios

“Con la llegada de Manzur y el ajuste de tuercas que hacen Máximo Kirchner y Sergio Massa, el gabinete tiene una impronta distinta, te podés sentar, contar tus problemas y te escuchan”, dijo un alto ejecutivo. “Ahora, de ahí a la resolución de los conflictos, todavía no se ha visto nada”, señalo.

“Pasamos de un pesimismo total a un wait and see, a ver si estas cosas de hiperactividad se pueden transformar en hechos concretos. Esperar y ver si el gerente general Manzur con apoyo de Máximo y de Massa logran sacar las papas del fuego. El congelamiento de precios es un delirio conceptual”, dijo otro alto empresario de ese encuentro.

Otros grandes dueños de empresas señalaron a A24.com que no creen que el FMI firmará fácilmente un acuerdo con la Argentina en el primer trimestre de 2022 sin un programa consistente y que el congelamiento de precios anunciado por el secretario de Comercio, Roberto Feletti, disipó el optimismo que pudo renacer en aquella cumbre de Alberto.

“La verdad es que estos congelamientos no sirven, los hemos visto cien veces. El Gobierno está buscando aire para llegar al 14 de noviembre con cierto oxígeno”, dijo un alto ejecutivo de una de las más grandes empresas del país. Pero los empresarios vislumbran un escenario complejo luego de las elecciones por los desajustes macroeconómicos.

“Un problema es que siguen creyendo en soluciones micro y enfocadas cuando hay que resolver lo macro y el sistema. No va a haber suficiente creación de empleo sin inversión y por lo tanto sin orden macroeconómico, sin menos regulaciones económicas depresivas, sin un funcionamiento institucional que garantice derechos y contratos, y con la economía súper cerrada”, dijo a A24.com el analista económico internacional Marcelo Elizondo.

Comienza a hablarse de un acuerdo tras las elecciones para un ajuste

Muchos imaginan un Gobierno obligado a acordar con sectores de la oposición para hacer un gran ajuste fiscal con respaldo político de dos años en el cual el peronismo histórico de los gobernadores del PJ y los barones peronistas del conurbano lleven a Alberto Fernández a sobreponerse sobre la vicepresidenta Cristina Kirchner. Más Manzur y menos Máximo. De lo contrario, la derrota en las presidenciales del 2023 estaría asegurada.

De hecho, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, anunció que se irá del Frente de Todos y de esa cartera después de las elecciones por sus diferencias con Máximo Kirchner.

El gran interrogante consiste en saber si Cristina Kirchner aceptará ese ajuste, si el FMI concederá un acuerdo de facilidades extendidas para la deuda de 45.000 millones de dólares, y si Juntos por el Cambio está en condiciones de formular un acuerdo para hacer el ajuste fiscal con el Presidente. El principal frente opositor deberá dirimir internamente cómo administrar el hipotético triunfo electoral de noviembre.

Alberto Fernández junto al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, el secretario Gustavo Beliz y empresario vitivinícola.jpg

El Presidente comenzó a insinuar esa propuesta de acuerdo en una reunión con empresarios vitivinícolas. “Es el momento de estar sentados todos juntos en la misma mesa, discutiendo las diferencias y buscando ponernos de acuerdo en la mayor cantidad de cosas posibles para así poder abrir puertas y salir adelante”, dijo el Presidente.

Sus colaboradores no explican si se refiere a un acuerdo con la oposición. Tal vez la designación de la nueva portavoz presidencial Gabriela Cerruti, que acaba de renunciar como diputada, pueda esclarecer esas enigmáticas propuestas. El dato es que el jefe del Estado quiere dar señales a empresarios. Nuevamente, las elecciones.

Guzmán y Manzur se estrenarán como equipo en Nueva York

Precisamente por eso, el ministro de Economía, Martín Guzmán, estará este viernes acompañado por el jefe del Gabinete, Juan Manzur, en el consulado argentino de Nueva York para recibir a importantes financistas e inversores norteamericanos y explicarles el plan económico y político del Gobierno.

Guzmán estuvo el miércoles último 20 minutos a solas con la directora del FMI, Kristalina Georgieva, y volvió a plantearle las dos condiciones de la Argentina para un acuerdo de facilidades extendidas: bajar la sobretasa del 4,05% que paga la Argentina a una tasa ordinaria del 1,05%. Y extender por diez años los plazos del repago de los U$S 45.000 millones.

Hoy debe cancelar 19.000 millones de dólares en 2022 y otro tanto en 2023, más 7000 millones en años posteriores. Quiere descomprimir ese monto en diez años de plazo. “Bajar las sobretasas de 4 a 1% implicaría 1.000 millones de dólares menos por año para el país de sobrecostos”, dicen.

Para las fuentes oficiales, es importante la presencia de Manzur hoy en Nueva York. Se trata del gobernador argentino mejor vinculado con los poderes permanentes de los Estados Unidos y tiene una profunda llegada la colectividad judía de Nueva York pese a su condición de maronita.

Manzur es presidente de la Zicosur, Zona de Integración del Centro Oeste de América del Sur, una organización de estados provinciales latinoamericanos. De todos modos, influyentes brokers en los Estados Unidos son pesimistas en cuanto a que Guzmán y Manzur logren una respuesta positiva del FMI para reducir las sobretasas y extender los plazos de pagos.

Georgieva demora decisiones sobre la baja de tasas

“No hemos tomado una decisión”, señaló este jueves Georgieva a la periodista argentina Liliana Franco, de Ambito Financiero, sobre el pedido argentino de reducir los sobrecargos.

“La reunión de este viernes en el consulado argentino de Nueva York será clave para la Argentina”, dicen en el Gobierno.

guzman-Kristalina.jpg
“No hemos tomado una decisión”, afirmó Georgieva respecto del pedido argentino de reducir los sobrecargos (Foto: archivo).

“No hemos tomado una decisión”, afirmó Georgieva respecto del pedido argentino de reducir los sobrecargos (Foto: archivo).

En medio del conflicto planteado por el papa Francisco sobre los planes sociales, el Gobierno envió dos señales contradictorias. Por un lado anunció el plan “Más Cultura”, que los beneficiarios de programas sociales podrán recibir 5.000 pesos por semestre para acceder a actividades y bienes culturales.

Por otro lado, Alberto Fernández firmó convenios con empresarios y sindicatos gastronómicos y hoteleros para convertir planes sociales en empleo genuino en la sede central de la UTHGRA. El objetivo es compatibilizar una serie de programas sociales con la generación, capacitación, recuperación y afianzamiento del trabajo registrado en esas áreas.

Convenios similares se hicieron con el sector del agro y con la construcción. El próximo paso serán los textiles. El Gobierno debe cumplir la agenda que reclama la gente, la oposición y ahora el papa Francisco.

s