Casa Rosada

El mensaje de Alberto Fernández y Manzur al Gabinete: "Hay que salir a defender al Gobierno y al que no le guste, que se vaya"

Guzmán cree que la economía va a crecer 7% este año y Alberto Fernández pide "aguantar las críticas porque esto es una maratón".
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
En tándem: Alberto Fernández y Juan Manzur bajaron línea a todos los ministros del Gabinete: Hay que defender al Gobierno

En tándem: Alberto Fernández y Juan Manzur bajaron línea a todos los ministros del Gabinete: "Hay que defender al Gobierno, y al que no le guste, que se vaya", advirtieron en referencia a críticas de La Cámpora. Foto: Archivo.

El mensaje de Alberto Fernández y el jefe de Gabinete Juan Manzur a todos los ministros que se reunieron después de 6 meses de fragmentación política interna en el oficialismo, fue contundente en la decisión de la Casa Rosada de plantarse frente a las críticas y reclamos de cambios de gabinete impulsados por el kirchnerismo: "Hay que aguantar esto es una maratón" dice el Presidente a sus colaboradores. Juan Manzur, el jefe de Gabinete terminó la reunión con una advertencia a los críticos de La Cámpora y a los no alineados.

Fue una advertencia a los que no estén alineados al plan económico diseñado por los ministros más criticados por la vicepresidenta Cristina Kirchner y dirigentes de La Cámpora: Martín Guzmán, Matías Kulfas y Claudio Moroni y el programa acordado con el FMI.

Guzmán, Kulfas y Moroni ratificados

Juan Manzur encabezó la primera reunión de Gabinete en 6 meses. Lo secundan Jorge Taiana, Santiago CAfiero y Matías Kulfas. Más lejos MArtín Guzmán y Martí n Soria de Justicia, y Guztavo Beliz..jpeg

"No va a haber cambios de gabinete, este es el mejor gobierno en años, el Cuervo Larroque es el Cuervo Larroque y dice lo que quiere", dijo a A24.com una alta fuente de la Casa Rosada que participó de los encuentros y suele hablar diariamente con Alberto Fernández, restando importancia a las críticas de La Cámpora.

La reunión empezó con la presentación de Manzur y el pedido a todos los ministros a exponer la situación en cada área, y le abrió paso a los secretarios de Comunicación y Medios Públicos, Juan Ross y a la portavoz, Gabriela Cerruti, que explicaron "los problemas que tiene el gobierno para informar las cosas que funcionan bien en la economía frente a los nubarrones que imponen las peleas políticas internas" en el Frente de Todos.

Tras explicar los cambios en el área de Comunicación que terminó "empoderando" a la vocera presidencial con la concentración de los mensajes, Cerruti admitió que problema es que no pueden comunicar lo bueno de la economía frente al problema de percepción que tiene la población por la inflación.

Manzur le pasó la palabra al ministro de Economía, Martín Guzmán. El ministro dijo que "uno de los problemas que tiene el Gobierno para atacar la inflación es el ruido político que genera la interna" y dijo que "eso va en contra del modelo económico".

"Una cosa es que te puteen desde la oposición y otra desde adentro, se nos hace cuesta arriba salir a mostrar los logros del crecimiento económico y del empleo", dijo una fuente presente en la reunión.

En su presentación ante sus pares, Guzmán expuso un crecimiento de los números de la macro y la microeconomía, entre los que mencionó el aumento de las exportaciones agropecuarias pero también de la industria local y del empleo formal, y dijo que el modelo apuesta a hacer desarrollar la estructura económico productiva "cambiándola en un 100%", si Argentina se logra posicionar como principal exportadora de gas y de litio, en el marco del nuevo contexto internacional y la transición energética por el cambio climático hacia el que vira el mundo.

Martin Guzman anuncia medidas.jpg

Lo siguió Kulfas al señalar el modelo productivo al que apunta el Gobierno apuesta a tranformar el rebote post pandemia en crecimiento sostenido de la economía para pasar los próximos 10 años en desarrollo, con el país promoviéndose como potencia exportadora de gas y de litio.

Para Guzmán "lo peor de la inflación ya pasó", y asegura que el número de marzo (6,7%) no se va a repetir. Cree que en abril estará por debajo del 6% y continuará descendiendo paulatinamente.

El ministro de Economía sostiene que la inflación bajará de acuerdo a cómo evolucionan las distintas variables de la macroeconomía, y que las expectativas políticas influyen mucho. Anticipó previsiones de crecimiento económico para este año "muy por arriba de lo que anticipan las consultoras, rondando el 7%".

En ese marco, es que Alberto Fernández considera que la economía está en el camino correcto, como dijo en su último discurso ante el gabinete federal el miércoles en la provincia de La Pampa, y plantea a los ministros que lo visitan a su despacho: "Esto es una maratón, hay que aguantar las críticas, hay que concentrarse en gestionar para que el crecimiento se transforme en redistribución y llegue a los bolsillos de la gente".

El "modelo" Guzmán, que sostiene Alberto Fernández y ahora todo el gabinete, se centra según dijeron las fuentes "en generar más riqueza para poder redistribuir". "Pero también supone poner en orden las cuentas públicas y crear más trabajo para incluir a los trabajadores informales que no tienen paritarias y perdieron contra la inflación", aclaran.

s