Casa Rosada

Límites con Chile: cuál es la respuesta formal que prepara el Gobierno y la llamativa sospecha del kirchnerismo sobre Piñera

¿Qué hay detrás del nuevo conflicto diplomático con Chile? Entre geopolítica y especulaciones electorales, el Gobierno presentará una protesta formal. El contenido del documento.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
Chie y la Argentina

Chie y la Argentina, en una disputa por la plataforma continental al sur del Cabo de Hornos (Foto: Gobierno Argentino)

Según anticiparon fuentes oficiales a A24.com, “la respuesta será de Cancillería a Cancillería la semana que viene”. Desde el Gobierno argentino aclararon a este medio que buscarán evitar que las nuevas diferencias limítrofes con Chile, escalen en un conflicto diplomático aunque mantendrán la postura firme de rechazo al nuevo mapa continental firmado por Piñera por decreto y "sin aviso previo".

Conflicto con Chile: la hipótesis de Cancillería

Alberto Fernández con el presidente de Chile, Sebastián Piñera, durante su primera visita de Estado a Chile. (Foto: Presidencia)

"Es una estrategia electoral de la derecha de Chile para dejarle una bomba difícil de resolver a quien sea el próximo presidente en ese país". Así lo plantearon fuentes diplomáticas argentinas para explicar el decreto que firmó Piñera en solitario, sin apoyo del Congreso de su país y sin aviso previo al Gobierno argentino.

“A la derecha chilena le fue muy mal en las elecciones constituyentes, su candidato pelea por un lugar entre los tres principales candidatos con posibilidades de ganar la presidencia. Un conflicto limítrofe para la derecha es una agenda que le puede servir”, coincidieron fuentes cercanas al canciller Felipe Solá.

A esa teoría se sumó el diplomático kirchnerista, Oscar Laborde -vicepresidente del Parlasur en representación de Argentina- quien también atribuyó la decisión de Piñera a que "su frente electoral pierde frente a dos candidatos presidenciales de la izquierda de cara a las elecciones presidenciales previstas en Chile para noviembre".

Embed

En ese análisis, sostienen que el objetivo de Piñera fue “dejarle al próximo presidente un paquete cerrado para que, sea quien sea quien gane en noviembre en Chile, no pueda dar marcha atrás ni negociar con Argentina”.

En 80 días Piñera se va, el próximo presidente de Chile no le puede ser fácil desandar ese decreto, decir que Argentina tiene razón porque no será aceptado por la sociedad chilena”, sostienen fuentes diplomáticas vinculadas al kirchnerismo.

En las próximas elecciones compiten Sebastián Sichel, del bloque oficialista conservador; Gabriel Boric, de la coalición centroizquierdista Apruebo Dignidad y sorpresa del Frente Amplio; y Yasna Provoste, la candidata de la centroizquierda de Unidad Constituyente, el bloque conformado por partidos de centroizquierda en Chile.

¿Qué responderá Cancillería Argentina a Chile?

Felipe Solá

"Estamos elaborando la respuesta formal. Lo que hubo fue un comunicado de prensa el sábado advirtiendo sobre el incumplimiento de Piñera respecto del tratado de paz. Ahora vamos a hacer una contestación formal con todas las precisiones. No hay nada que negociar porque era un acuerdo limítrofe cerrado. Será de Cancillería argentina a Cancillería de Chile y veremos qué responden", anticiparon fuentes diplomáticas a A24.com.

Cerca de Felipe Solá señalaron que Argentina y la ONU consideraban el tema de fronteras con Chile como “un tema cerrado en 2017 cuando se aprobó, sin quejas de parte de Chile, el nuevo mapa continental de Argentina”.

Laborde anticipó que desde el Parlasur emitirán en los próximos días un comunicado intimando al Gobierno de Chile a "cumplir el tratado de paz firmado en 1984 y las resoluciones aprobadas en la ONU en 2009 y 2017 con los límites ya acordados con Argentina a los cuales Chile no se opuso en ese momento".

Reconocen que en las últimas reuniones bilaterales entre los presidentes Alberto Fernández y Piñera las diferencias limítrofes formaron parte de la agenda. Aunque Chile no hizo ningún reclamo. Recién se quejaron en 2020 cuando Argentina presentó formalmente su nuevo mapa de plataforma continental.

Embed

Sospechas entre espías y la pelea geopolítica de las grandes potencias por la Antártida

Fuentes diplomáticas argentinas buscan bajarle el tono a un posible conflicto en el marco de la pelea geopolítica entre las grandes potencias, aunque tampoco lo descartan.

"En principio no vemos la pelea geopolítica, puede haber algo de los ingleses. Hay que tener en cuenta que en 2041 (en menos de 20 años) vence el tratado de la Antártida, entonces ahí empieza a haber posicionamientos de las grandes potencias por los puntos de acceso a la Antártida y a todo el continente antártico". Son algunas de las especulaciones que hacen en el Palacio San Martín, donde desde hace más de un año vienen denunciando ante la ONU para que cesen los ejercicios militares de Gran Bretaña en la zona de Malvinas.

Por ahora, sostienen desde Cancillería: "Parece una diferencia que se limita a la relación bilateral. Y por supuesto, creemos que esto se resuelve dialogando".

No obstante, fuentes del kirchnerismo ven una mano negra de servicios de inteligencia internacionales en el marco del fracaso militar de los Estados Unidos en Afganistán y la necesidad de la potencia del norte de mantener control político a la región sudamericana, ante el avance de China y Rusia en la región.

Según relataron las mismas fuentes, el pasado 2 de julio el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, habría recibido en una supuesta cumbre secreta al jefe de la CIA norteamericana. Sucedió mientras Estados Unidos despedía sus tropas y se desataba el desembarco talibán en Afganistán, : "¿Qué hacía el jefe de la CIA dos días en Brasil pidiendo que Bolsonaro garantice elecciones libres cuando en Afganistán les explotaba el conflicto con los talibanes? Cualquier coincidencia con un film de Nétflix, es pura coincidencia", especulan desde el kirchnerismo.

Cerca de Cristina y de Alberto Fernández, se ilusionan con un triunfo de Lula Da Silva en 2022 en Brasil, para sumarlo a la ola de nuevos presidentes de la izquierda sudamericana, en una reedición del bloque de Naciones Sudamericanas (UNASUR) que lideraron Néstor Kirchner, Lula Da Silva y Hugo Chávez en los años 2000 cuando dijeron "NO al ALCA" el tratado de libre comercio con Estados Unidos, pero reeditarían ahora con una postura más moderada desde la CELAC que Alberto Fernández intentará presidir con el apoyo de México, desde enero de 2022.

s