PrimiciasYA
EN DETALLE

Los 8 escalones del millón: el amuleto de un participante, que llamó la atención de todos

Un joven sorprendió al conductor de Los 8 escalones del millón, Guido Kaczka, con una cábala muy particular.
28 sep 2022, 21:05
los8escalones.jpg
Audio nota
Escuchá la nota completa.
1 1.5 10 10

Powered by Thinkindot Audio

Damián, un participante de Los 8 escalones del millón (El Trece), sorprendió a todos en el programa con un llamativo amuleto. El joven mostró ante cámara que tenía una pequeño papel que tenía en su mano.

Guido Kaczka que era eso que tenía como cábala. "Tiene algo ahí… muestra, Damián”, advirtió el conductor. “Dibujé, era mi bebé pero parece un pato”, explicó el concursante.

Embed

“¡Ah! ¡Eso lo dibujaste vos!”, exclamó el animador, asombrado con el amuleto del participante. “Claro, mi amuleto, el que tenía antes. Lo dibujé acá. Era mi hijo con chupete pero parece más un patito”, añadió el joven.

Guido se acercó, miró ese papelito de cerca y cerró la situación con mucho humor. “¡Parece el Pato Donald, che!”, sentenció.

image.png

Los 8 escalones del millón: una participante sorprendió al hablar de su vínculo con un famoso cantante

Como suele ocurrir en cada emisión de Los 8 escalones del millón, alguna de las historias de los participantes logran destacarse. Este martes, Susana, una jubilada de 62 años, sorprendió al narrar que tiene un vínculo muy especial con Ricky Martín.

La mujer reveló que es parte del club de fans del puertorriqueño, a quien admira profundamente. No se pierde ninguno de sus conciertos y sigue cada paso de la carrera del intérprete de "La vida loca", "La mordidita", "Vente pa' ca", entre otros hits.

Embed

Además, Susana comentó en el ciclo de El Trece que está estudiando en la Facultad de Medicina. "Dice que va a ser médica, sí o sí en esta vida”, destacó el conductor de Los 8 escalones, Guido Kaczka.

La participante logró avanzar hasta la pregunta final, acertó y se consagró como la gran ganadora. Cunado Guido le preguntó si se animaba a participar por otro millón, la mujer fue contundente: “Voy a ir por los dos millones y voy a traer mi abanico, así le devuelvo éste a Carmen”.

image.png