PrimiciasYA
MUY EMOTIVO

El desconsolado llanto de Agostina al reencontrarse con su hija en el Congelados de Gran Hermano

Agostina Spinelli recibió a su hija Morena en el Congelados de Gran Hermano y se quebró con sus conmovedoras palabras. Además, la adolescente le tiró un palito a Furia en defensa de su madre.

26 feb 2024, 23:30
agostina spinelli_gh.jpg

La jugadora Agostina Spinelli se reencontró este lunes con su hija Morena en una nueva edición del Congelados en Gran Hermano (Telefe).

Cuando sonó la alarma, la policía se quedó quieta en la cocina, y su hija, desde la puerta, le dijo: “¿Te voy a abrazar, sí? Pero quedate quieta”. “Estoy bien y feliz, me llenás de orgullo como no te lo imaginás, te admiro. Sos la mejor del mundo en todos los sentidos”, expresó Morena mientras Agostina lloraba de la emoción.

“Ojalá todos pudieran ver lo que sos como mamá. Cuando crezca quiero ser como vos en todos los aspectos”, agregó la adolescente. “Te extraño y te miro todos los días”, afirmó.

Embed

Además, la joven remarcó: “Sos valiente y la mejor del mundo, te lo voy a repetir siempre porque sé que muchas veces soy fría. Tenerte lejos me hizo querer decirte cosas que nunca te dije. Sé que no me esperabas, te admiro de una forma increíble, sos la mejor del mundo. Espero que puedas estar mucho mejor porque te lo merecés, sos una buena persona y con muchos valores, lo sabés”.

Antes de irse, Morena le dijo algo más a su mamá, un mensaje que podría estar dedicado para Juliana 'Furia' Scaglione: “No se merece malos tratos”.

agostina spinelli e hija.jpg

La oscura teoría que explicaría por qué Furia desobedeció a Gran Hermano y quedó nominada

Anoche, en la gala de repechaje de Gran Hermano, Furia recibió una sanción muy fuerte porque haber incumplido con las normas del reality. Juliana Scaglione fue al confesionario para pedir cigarrillos. Como le dijeron que no, se sacó el micrófono y desafió a la producción.

Enseguida, la voz del juego la llamó al confesionario en reiteradas oportunidades. Sin embargo, ella se negó y siguió sentada en la galería del jardín sin micrófono, en señal de protesta.

Embed

Ante su actitud, Furia fue castigada: quedó nominada, excluida de participar de la prueba semanal y de la posibilidad de ser salvada por el líder. Aunque suena un tanto arriesgados, todo habría sido parte de un plan.

Juliana quería quedar en placa y, como no puede autonominarse, la única manera de lograr eso era incumpliendo con alguna de las normas del reality y recibir una sanción.

Su objetivo sería enfrentar a Lisandro en el voto teléfono. Cree que es un participante fuerte, que superó varias placas y, si no sale ahora del juego, cada vez será más difícil.