PrimiciasYA
REDES

Eugenia Quibel recordó con emoción a Gerardo Rozín en el día que cumpliría 52 años

Gerardo Rozín falleció el 11 de marzo a los 51 años, después de luchar contra un tumor cerebral que padeció en su último año de vida.
18 jun 2022, 08:54
Eugenia Quibel recordó con emoción a Gerardo Rozín en el día que cumpliría 52 años 

Su pareja Eugenia Quibel, locutora de La Peña de Morfi (Telefe), le dedicó unas palabras muy sentidas por su cumpleaños.

"Y un día nuestra #FotoVieja. Con esta lucidez que siempre te caracterizó me dejaste ideas que resumen momentos difíciles de explicar. Hoy no estás y el agujero que dejaste es profundo pero en este abrazo encuentro mucho de lo que construimos juntos: apoyo, sostén, confianza, complicidad y esta pareja todo terreno. Hoy 18 de junio te celebro @gerardorozin. Feliz cumpleaños mi amor", manifestó en su cuenta de Instagram.

Gerardo Rozín

Romina Manguel sobre Gerardo Rozín: "Siempre supo que se iba a morir"

Romina Manguel estuvo en el programa PH Podemos Hablar, Telefe, y recordó a su amigo Gerardo Rozín, quien falleció el 12 de marzo a los 51 años producto de una dura enfermedad.

La periodista recordó las últimas conversaciones que tuvo con el conductor, que era su amigo: “Gerardo siempre supo que se iba a morir, desde el primer día del diagnóstico. Y él trataba de convencer a sus amigos más íntimos y querido. A mí me decía ‘me voy a morir, eh’”.

“En los últimos tiempos, él me llamaba todas las noches a las 12 de la noche. Y era una carga fuerte porque, primero nos reíamos mucho, y después terminábamos hablando de la muerte, de las cosas que él quería cuando se muera y me pedía que yo lo anote. Como sabía que era una colgada, me decía ‘sé que no estás anotando, poné la cámara’. Y yo le contestaba ‘Gerardo, estoy en bombacha’”, agregó.

Y contó cómo la afectó esas duras charlas con Rozín: “Yo terminaba llorando a veces hasta las 5 de la mañana y me acuerdo que hablé con mi analista de esto y con mis amigos, y decidí hablar con Gerardo para decirle que no podía soportar esto porque me dejaba rota todas las noches y yo no puedo no dormir porque, además, tengo dos hijas”.

“Entonces, lo llamé, me costó esa charla, y cuando me senté con Gerardo le dije que me estaban haciendo muy mal estas llamadas a la noche. Y él me responde ‘ah, bueno. Yo me voy a morir pero la señora no duerme. ¿Sabés qué? No me importa que no duermas, tomate algo después. Yo me voy a morir y cuando me muera, vas a dormir. ¿Me entendiste? No se charla más del tema’”, añadió Romina Manguel.

Y precisó: “Cuando volví a hablar con mi analista, le dije que me fue bárbaro en la charla porque, ¿para qué le voy a contar?”.

Embed

     

 

Se habló de