PrimiciasYA
A CORAZÓN ABIERTO

La profunda reflexión de Flor de la V sobre su adolescencia

La conductora de Intrusos, Flor de la V, habló sobre el vínculo con su padre y contó cómo tomó su transición.
15 ago 2022, 18:25
flor-de-la-v.jpg

En junio de 2021, Flor de la V escribió una cara para su papá. "Eras un papá amoroso que se fue poniendo distante cuando la Flor que crecía en mi interior comenzaba a salir a la luz", expresó en esas líneas, que publicó en su columna en Página 12.

En una reciente entrevista con Infobae, la conductora de Intrusos habló de su vínculo con su padre y remarcó que, con el tiempo, entendió que sintió la presión de una "sociedad hipócrita y prejuiciosa".

image.png

"Yo ya me había ido de mi casa cuando había iniciado mi transición. Cuando decidí iniciar este camino, mi papá no me había visto en la transición completa, entonces decidí volver después de mucho tiempo para un Día del Padre. Le compré algo y fui. Llegué: sentía la música de fondo, el olor a asado en el ambiente, un clima festivo, pero medio que se cortaba con una hojita de afeitar. En un momento él se acerca y me dice por lo bajo que me vaya porque le daba vergüenza por los vecinos. Me fui, destrozada. Lamentablemente, él fue un soldado fiel para esta sociedad hipócrita y prejuiciosa en la que nos criamos. Mi papá, en su pensamiento, valorizaba mucho más el afuera que su propio hijo o hija", recordó.

Flor resaltó que muchas personas trans deben dejar sus hogares por "el que dirán". "Lo difícil del travestismo en Argentina es que cuando vos decidís iniciar ese camino en el 80 % de los casos sos expulsada de tu hogar, lamentablemente. Valoran más el qué dirán. ¿Cuántas familias ha destruido el qué dirán? ¿Cuántas familias ha destruido una sociedad machista, prejuiciosa, manejada por el catolicismo? Son un montón de cosas que nos fueron metiendo y que hicieron que muchísimos padres tiren a la calle a sus hijos, que los abandonen por el qué dirán. Es mucho más fuerte lo que puede pensar tu vecina que pensar que tu hija se pueda estar prostituyendo a los 14 años en la calle", reflexionó.

image.png

Pese a los momentos difícil, la conductora confesó que el tiempo la ayudó a recomponer el vínculo con su padre: "Tanto ha pasado entre nosotros que hoy las palabras sobran: una mirada, un abrazo o que de repente, como durante el verano pasado, viaje unos días a Carlos Paz para jugar con sus nietos, vale más que cualquier recuerdo. Se terminaron los reproches. Después de ser mamá entendí que muchas actitudes tienen que ver con el contexto. En definitiva, a ese hombre le tocó lidiar con una espantosa, e hizo lo que pudo sin contención ni información: cargaba una estructura mental primitiva, había quedado viudo a los veintipico, solo con dos hijos y, uno de ellos, 'diferente'", explicó, en una nota que hizo con Gente, en 2018.

"Me sentí sola", la experiencia de Flor de la V en la reunión del colegio de sus hijos

En su columna en Página 12, Florencia de la V publicó un artículo, donde reflexiona sobre la falta de diversidad en las escuelas luego haber participado de una reunión de padres.

“Desde que tengo uso de razón una palabra da vueltas en mi cabeza: normal ¿Qué es lo normal? ¿Qué se supone que vuelve 'normal' a un varón? ¿Y a una mujer? ¿Qué razón existió para determinar que el celeste fuera la elección 'natural' para varones y el rosa, para mujeres?”, comienza diciendo la conductora en dicho artículo.

image.png

Flor resaltó que, en muchas ocasiones, lo socialmente aceptado como "normal" representaba una barrera en su vida. "Para quienes crecimos en la década de los 80, y en una sociedad binaria, la palabra 'normal' establecía un límite: estabas dentro o fuera. Te podía hacer sentir que pertenecías a este mundo o que eras un ser extraterrestre. Muchas veces, en la escuela, me encontraba mirando a mi alrededor sin poder identificarme con nadie”, siguió.

En ese sentido, la figura de América TV recordó que en el colegio no identificaba con ninguno de sus pares. “Ninguna de las personas o niñxs que me rodeaban se parecían a mí o actuaban como yo. No era normal. No formaba parte de ese ecosistema. ¿Estaba fallada? ¿Por qué no veía a otrxs como yo? Crecer sintiéndome tan distinta fue muy difícil y más en esa época en la que esa diferencia era razón suficiente para que a alguien lo excluyeran de actividades, amistades, espacios, etc”, explicó.

image.png

Después de esa introducción, Flor mencionó que hace poco volvió a tener una sensación similar a la que sentía de chica en la escuela. “La semana pasada tuve la primera reunión de padres del colegio y me pasó algo que me gustaría compartir con ustedes”, continuó.

“Mis hijxs van a la misma escuela desde sala de tres. No sé qué cambió en mí en estos años, pero por primera vez me puse a mirar a mi alrededor y experimenté lo mismo que en mi infancia: me sentí sola, nuevamente la diferente”, sostuvo.

En esa situación, al observar a su alrededor, Flor notó una evidente falta de diversidad: Claramente una mamá trans es algo que aún no forma parte de lo 'normal' en esta sociedad, si ahora entendemos por normal a lo que indica la estadística. Como toda diferencia, esta resalta más cuando hay pocos casos. Puedo lidiar con eso”.

image.png

“Lo que no termino de asimilar es una sensación que no tiene una respuesta para mí: ¿Soy la única mamá trans porque efectivamente somos pocas quienes desde chicas experimentamos la necesidad de reconocernos y que nos reconozcan?”, plantea la conductora en la publicación de Página 12.

En el final, Flor manifestó que espera algún día ver un cambio significativo en la sociedad. "¿Seguimos siendo pocas porque en este modelo en que vivimos todavía la represión es tan grande que no todas logramos romper con la norma? ¿Seríamos más si la sociedad dejara de estar tan pendiente del binarismo? ¡Quizá en un futuro no binario no sería ni siquiera necesaria la expresión trans”, concluye el artículo.

     

 

Se habló de