PrimiciasYA
CON UÑAS Y DIENTES

Eliana Guercio defendió las violentas actitudes de Furia en Gran Hermano: "Es un ser noble"

La analista de Gran Hermano, Eliana Guercio, defendió este jueves a la participante más polémica de reality, Juliana 'Furia' Scaglione.

9 may 2024, 23:35
Eliana Guercio y Furia.jpeg

La analista de Gran Hermano (Telefe), Eliana Guercio, defendió este jueves con uñas y dientes a la participante más polémica del reality, Juliana 'Furia' Scaglione.

Todo comenzó cuando los panelistas estaban debatiendo sobre la placa de nominados conformada por Furia, Emmanuel Vich, Martín Ku, Florencia Regidor, Darío Martínez Corti y Mauro D'Alessio.

"Me parece que ese grado extremo de sentimiento que tiene ella...", expresó Guercio e inmediatamente el conductor Santiago del Moro la interrumpió para hacerle un chiste por cómo estaba defendiendo a la tatuada. "¿Qué estuviste en el sanatorio preparando todo esto?", lanzó en broma el presentador.

Y remarcó la rubia sobre la jugadora: "A ella los falsos, los traicioneros y los resentidos la lastiman porque ella es un ser tan noble". "Recemos a santa Furia", ironizó el panelista Ceferino Reato.

"Tiene mucho más valores que la gente que la critica", aseguró Eliana. "La dejaste tibia a la Ubfal", bromeó Del Moro.

Embed

Gran Hermano: Arturo mordió a Furia en una zona íntima y causó revuelo

En medio de la polémica por los tratos de Furia con Arturo en la casa de Gran Hermano (Telefe), en las últimas horas se viralizo un clip donde el perro muerde a Juliana en una zona íntima de su cuerpo.

Todo sucedió mientras la entrenadora estaba en la galería del jardín junto a Emma y Arturo comenzó a juguetear con su ropa. “No, con mi ropita, no”, exclamó ella en primer lugar.

Acto seguido, se dio vuelta para tratar de evitar que el siga tirando su campera y gritó: ”¡Ay! Me mordió una teta”. Lejos de molestarse o mostrarse dolorida, le puso humor al momento y deslizó: “Bueno, lo necesitaba sabes”.

Luego el perro siguió insistiendo para jugar y Juliana lo alentó. "Vamos a jugar al pasto. ¡Allá está el trapo, ahí está, agarralo, muy bien!”. “Él quiere que lo corra, pero esto está lleno de posos por su culpa”, cerró.

Embed