Casa Rosada

El plan del Gobierno para acercarse a empresarios: generar un clima de confianza para evitar repetir la debacle electoral 

Controlar la inflación antes de las elecciones y avanzar en un acuerdo con el FMI, son los dilemas que enfrenta Alberto Fernández: Manzur y Guzmán se preparan para el primer examen con inversionistas en Nueva York.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
El plan del gobierno para sostener la gobernabiliad: Busca apoyo de empresarios y gremios para controlar la inflación

El plan del gobierno para sostener la gobernabiliad: Busca apoyo de empresarios y gremios para controlar la inflación, sostener los salarios y crear empleo, en pleno proceso electoral. ¿Se repetirá la foto de Olivos tomada antes de la pandemia?

El golpe de timón en la relación del Gobierno con los empresarios, se puso en marcha esa semana en la Casa Rosada.

Las diferencias enriquecen a la coalición'', dijo a A24.com un importante funcionario muy cercano a Cristina Kirchner, tras la reunión que mantuvieron el Presidente y varios ministros con una decena de empresarios para pedirles apoyo en las negociaciones para reestructurar la deuda con el FMI, controlar la inflación, hacer que los salarios le ganen a la inflación y crear empleo e inversiones para reactivar la economía postpandemia.

Crear un clima de optimismo en medio de la peor crisis política, económica y social desde la debacle de 2001, fue el objetivo planteado por el Gobierno a empresarios al prometer salir paulatinamente de medidas restrictivas como la prohibición de despidos o la doble indemnización a medida que se reactive la economía y crezcan los puestos de trabajo. Todo, horas antes del comienzo del influyente Coloquio de IDEA que nuclea a las principales cámaras empresarias del país.

Alberto Fernández cerrará este viernes a las 13.30, el 57° Coloquio de IDEA (Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina), que comenzó el miércoles en el Centro Costa Salguero de la ciudad de Buenos Aires bajo el lema “Logremos una Argentina sostenible”.

Mientras tanto, Guzmán y el jefe de Gabinete, Juan Manzur, preparan una batería de explicaciones para plantear este viernes en el consulado argentino en Nueva York, cómo planea el Gobierno generar un clima de negocios e inversiones, ante grupos financieros y empresarios norteamericanos.

Las contradicciones entre generar confianza, los cepos y congelamientos de precios

Alberto Fernández recibió a empresarios en Casa Rosada.jpg

La necesidad de restaurar la confianza con empresarios. Lo que dijo Guzmán vía zoom durante el coloquio de IDEA, fue una réplica del discurso ensayado por el presidente Alberto Fernández, Juan Manzur y Wado De Pedro ante los 10 empresarios el martes en la Casa Rosada.

El gobierno los convocó para tratar de instalar un clima de confianza dijeron en off y confirmarles que la voluntad de cerrar el acuerdo con el FMI en el primer trimestre de 2022.

La convocatoria continuará con una reunión del ministro del Interior, De Pedro "la semana que viene con la UIA", según confiaron a A24.com cerca del ministro.

Pero no todo está bien en la relación con los empresarios.

La reunión del miércoles de Felletti -el nuevo Moreno lo llaman algunos empresarios- con representantes de supermercadistas y de la industria alimenticia invitándolos a firmar una declaración jurada comprometiéndose a mantener los precios por tres meses, entre el 1 de octubre al 7 de enero 2022, mostró la cruda realidad.

Otras contradicciones:

El martes, el Gobierno en pleno salió a prometer una salida gradual de las medidas restrictivas. Julián Domínguez señaló que no hay cepo a las exportaciones agropecuarias y Guzmán dijo que la doble indemnización y prohibición de despidos fueron medidas transitorias.

El miércoles, en la Casa Rosada el nuevo secretario de Comercio Interior, Roberto Felletti, volvía a generar polémica al inaugurar una nueva etapa de congelamiento de precios de alimentos en un nuevo intento por controlar la inflación que en lo que va del año lleva acumulado aumento de precios que ronda el 50%.

Los empresarios no están dispuestos a sostener el programa de Precios Cuidados con un congelamiento que los haga perder puntos frente a la inflación que consideran a esta altura, imparable.

La amenaza inflacionaria

¿Qué está primero, el huevo o la gallina? De nuevo el círculo vicioso de la amenaza inflacionaria, que alguna vez el presidente Alberto Fernández atribuyó a que “Argentina es un país punk” porque “los empresarios aumentan por las dudas, porque no creen en el futuro".

La incertidumbre sobre el escenario político que dejarán las elecciones legislativas también alcanza a los más altos funcionarios del Gobierno, que no arriesgan un posible resultado, y admiten: “falta mucho” para hacer algún pronóstico sobre cómo quedará posicionado el Gobierno después del 14 de noviembre.

En ese marco, el Gobierno apuesta a dar un mensaje de tranquilidad prometiendo a empresarios que va a cerrar un acuerdo con el Fondo, y aunque no puede dar una fecha precisa, el Presidente salió a desmentir que se esté postergando el acuerdo con el FMI y dijo que sigue negociando las mejores condiciones posibles para lo antes posible.

El Gobierno apuesta a mostrar antes de las elecciones que las negociaciones con el Fondo están lo suficientemente avanzadas y que hay voluntad de llegar a un acuerdo, más allá de la fecha en que se concrete. Busca reconstruir la alicaída confianza por las contradicciones por el rumbo económico que enfrentaron a los distintos sectores de la coalición de Gobierno.

Ahora es momento, admiten en la Casa Rosada, de mostrar unidad para sostener la gobernabilidad.

Mientras tanto, Alberto Fernández, Manzur y De Pedro, junto con Guzmán y Máximo Kirchner, anunciaron que dejarán de lado las diferencias internas para convocar a acuerdos sectoriales entre sindicatos y empresarios para intentar consolidar un pacto de precios y salarios, y recrear un clima de confianza para que lleguen inversiones.

Este viernes será el primer examen de Manzur y Guzmán ante empresarios de los Estados Unidos en las reuniones convocadas en el Consulado argentino en Nueva York. ¿Lo lograrán?

s