PrimiciasYA
EXCLUSIVO | PRIMICIAS YA

La lucha de Liliana Caruso contra el cáncer de mama: "No hay que preocuparse, hay que ocuparse"

En una entrevista con Primicias Ya, la periodista de América TV recordó cómo superó uno de los momentos más duros de su vida.
A24.com | Damián Blanco
por Damián Blanco | 1 may 2022, 23:00
LILIANA-34.jpg

Liliana Caruso luchó contra un cáncer de mama, ganó esa pelea y ahora ayuda a otras mujeres a vencerlo.

En una entrevista con Primicias Ya, la periodista de América TV habla a corazón abierto sobre su historia y comparte las lecciones que aprendió después enfrentar uno de momentos más duros de su vida.

"Al cáncer la gente le tiene miedo. No lo vamos a negar. Es una enfermedad y la tenemos que llamar por su nombre. El cáncer es tratable y, tomado a tiempo, curable", afirma Caruso, antes de adentrarse en su experiencia personal.

Embed

Dice esas palabras con una firmeza contundente. Estuvo en el línea de largada. Y sabe perfectamente que el miedo es el primer round. "A veces, algunos te miran como diciendo ‘uy, pobre mujer' y yo no tengo problema en decir 'tuve cáncer' porque lo tomo con naturalidad", señala.

Caruso se dirige a aquellas personas que puedan estar atravesando por lo que ella atravesó y deja una frase esperanzadora: "No pienses lo peor. Esa es la cuestión y la base de todo. No hay que preocuparse, hay que ocuparse".

LILI-2.jpg
Liliana Caruso es columnista de policiales todos los días, al mediodía, en América Noticias.

Liliana Caruso es columnista de policiales todos los días, al mediodía, en América Noticias.

La lucha de Liliana Caruso: cómo supo que tenía cáncer

Todo comenzó en 2004. Un fuerte dolor muscular fue el primer síntoma: "En enero, empecé con un malestar en la espalda y le eché la culpa a la computadora, a un tema de mala postura. Pensé que era algo traumatológico".

Pese a los analgésicos, el dolor continuaba. "El malestar no pasaba... un día veo una bolita, que estaba abajo de la axila. Voy a mi ginecólogo y me dice: 'esto es producto de una mala depilación, un pelo encarnado, que produce una inflamación'. Me voy a mi casa, pero el dolor seguía. Me cambian la medicación y no mejoraba", detalla.

Caruso recuerda que se había realizado estudios de rutina y todo parecía estar bien. "En septiembre de 2003, me había hecho una mamografía, por control, y no había nada de qué preocuparse", remarca.

A mediados de 2004, la periodista regresa a su médico para tratar de descubrir qué era lo que le estaba pasando. "A mitad de año, vuelvo al ginecólogo y me dice 'no podemos esperar más, vamos a hacer una nueva mamografía'. Cuando hago la nueva mamografía, las cosas no salen bien. Hacemos la magnificación, ahí me dice: 'hay que buscar a un especialista en cáncer de mama y un psicólogo'", rememora.

LILIANA-CARUSSO.jpg
Liliana Caruso también es columnista en la señal A24.

Liliana Caruso también es columnista en la señal A24.

La lucha de Liliana Caruso: el camino a la sanación

Estaba frente al diagnóstico y sabía que lo que estaba por venir no iba a ser fácil. "No me olvido más las palabras de ginecólogo. Dije '¿cómo?'. Me dijo que habían células que parecían malas por las imágenes y tenía que estar preparada para lo que tenía que enfrentar", relata.

De inmediato, Caruso buscó un especialista y dio el primer paso para ganar la pelea.

"A fin de año ya tenía todos los estudios y me encontré con el doctor Mario Katz, que fue el médico que me salvó la vida. Me hizo una punción y determinó que era malo. Me dijo: 'Tengo que hacerte una mastectomía, por seguridad, y no sé qué vamos a encontrar en los ganglios'", añade.

El miedo era atroz, el desconocimiento aún mayor, pero algo pudo más: su familia. "Yo le dije: 'Voy a poner lo mejor de mí, quiero vivir, tengo dos criaturas que tengo que mantener, que hacer crecer, que son mis hijos. Eso me impulsa a ponerme en sus manos y hacer lo usted me diga'", recuerda.

Lo que siguió fue un tratamiento preventivo, que duró varios años. Caruso afrontó cada etapa con compromiso y, por encima de todo, mucha valentía. "Me operé un 9 de diciembre de 2004. Tuve una mastectomía. Me sacaron la mama derecha. Después empecé quimio, el 20 de enero, que duró seis meses. También hice rayos durante un mes y tomé cinco años una pastilla (tamoxifeno) porque mi cáncer era hormono dependiente", resume.

LILIANA-1.jpg
Liliana Caruso es parte del equipo de Vivo el sábado (A24).

Liliana Caruso es parte del equipo de Vivo el sábado (A24).

La lucha de Liliana Caruso: otra forma de tomarse la vida

Caruso tiene en claro que algo en ella cambió. Después del diagnóstico, la mastectomía y el tratamiento al cual se sometió para poder ganarle al cáncer, la vida cobró otro sentido.

"Te cambia la cabeza, te cambia la forma de ver las cosas y te cambia la forma de valorar las cosas. Pequeños momentos de tu vida, que antes no valorabas, los aprendes a valorar: jugar con un sobrino, encontrarte con un amigo o tomar un café con alguien. Cada pequeño momento se hace grande", reflexiona.

En el instante exacto que abrió los ojos después de la cirugía, tomó la decisión de preocuparse solo por lo realmente importante. "Yo perdí una parte de mi cuerpo, un pedacito, pero un pedacito que no me impide trabajar de lo que quiero, no me impide bailar, que a mi me gusta, o salir. ¡No me impide vivir!", explica, con emoción en el rostro.

A 18 años de haber superado el cáncer, Caruso está convencida que su testimonio puede ser de gran ayuda para alguien, que necesita apenas eso: una palabra de aliento: "No preguntes más: '¿por qué me pasa esto a mí?'. Preguntate '¿para qué?' y encontrale un sentido. Viví el aquí y el ahora. Hacete problema, cuando el problema llegue, ni antes ni después. Todo tiene solución".

liliana-c.jpg

     

 

Se habló de